[MSC] técnicas de cocina trucos

Cambia el método de cocción

Para cambiar el sabor de las verduras y legumbres puedes recurrir a especias o a combinaciones con otras verduras, o también cambiar el método de cocción que utilices. Crudo Algunas verduras y hortalizas necesitan algún tipo de cocción, como las patatas o los garbanzos, pero muchas otras se pueden tomar crudas. Lo ponemos en práctica muy bien con las ensaladas, cuando mezclamos tomates y lechuga, ambos sin cocinar. Los champiñones tienen un sabor muy suave y se pueden tomar crudos. Lávalos muy bien antes de añadirlos a tus platos y si quieres sazónalos con sal y alguna especia. El pepino es otro gran ejemplo, y no tan conocida, la coliflor. En pequeños ramilletes se puede tomar cruda, tiene una textura muy crujiente, aunque poco sabor, así que es mejor combinarla con una salsa, paté o caldo que aporte sabor. Los brotes complementan muy bien casi cualquier plato, aportando sabor fresco, textura crujiente y color. Puedes comprarlos o hacerlos en casa con cereales y legumbres. Desecado Los tomates secos son una auténtica delicia que pondrá la nota de sabor de tus platos de pasta y pizzas. Si tienes una deshidratadora, prueba con coliflor en láminas, plátano, hojas de alcachofa… Te servirán como snack, complemento para platos calientes o fríos, ensaladas, canapés y otras preparaciones. Cocido La mayoría de la comida la hacemos cocida o hervida, o pensamos que es así como se debería hacer. En general todas las verduras quedan muy bien hervidas, pero no todas requieren el mismo  tiempo para un resultado óptimo. Tienes una guía muy completa aquí. Las verduras verdes se han de añadir poco a poco al agua hirviendo (en una olla grande), dejarlas tapadas los primeros minutos y no dejarlas cocer más de 8-10 minutos. No pongas sal en el agua. Las verduras de colores naranja, rojo y amarillo mantienen su color y aspecto al hervirlas, pero no conviene que cuezan más de 15 minutos porque su textura se verá afectada (quedarán demasiado blandas). Las verduras de colores rojo, púrpura y azul es mejor cocerlas por separado con unas gotitas de vinagre o limón en abundante agua, para que no destiñan al resto de verduras. Tampoco deben sobrepasar los 10-12 minutos, dependiendo de la verdura que sea, porque quedarían muy blandas.
¡Mira!  Aprende a hacer bizcochos veganos perfectos
Las legumbres en general necesitan ser cocidas para ablandarlas, y antes de eso, dejarlas a remojo entre 2 y 8 horas. Frito Hay verduras cuyo sabor cambia radicalmente al hacerlas fritas (con un poco de aceite en una sartén, no es necesaria la freidora). Por ejemplo las espinacas, la coliflor, el brócoli, los champiñones, el pimiento, las patatas, la cebolla o el tomate. Donde más se nota el cambio es al freír legumbres y cereales. Primero hay que cocerlas, pero después se escurren y se añaden a la sartén con un poco de aceite y se saltean. El arroz frito es especialmente delicioso, igual que los garbanzos, las judías blancas y pintas, las lentejas, el mijo… Dorado Para dorar alimentos lo puedes hacer a la sartén con poco o nada de aceite, o al horno. De esta forma las verduras quedan tostaditas por fuera y al dente por dentro. Prueba con champiñones, setas, brócoli, calabacín, pimientos, judías verdes, calabaza (cocida),  lombarda, col china o puerros. Al horno Al horno se puede cocinar de muchas formas, y en general si van regadas con un buen caldo, el resultado es exquisito. Ten en cuenta que al horno las verduras, legumbres y cereales se secan más, por eso algunas, como las patatas, se hacen mejor envueltas en papel de aluminio, que retiene su humedad. Prueba a hacer al horno cabezas de ajos (envueltas en papel de aluminio) para utilizarlos en tus platos, arroz con verduras con suficiente agua o caldo para que se cueza dentro del horno, pimientos rellenos, estofados de verduras, o gratina tus platos de pasta con queso vegetal. Al vapor Las verduras hechas al vapor quedan cocidas y ligeramente al dente, pero no son las únicas beneficiadas por este método de cocción. Los arroces adquieren una textura muy agradable y no se pasan (algunos tendrás que dejarlos a remojo previamente), y los panes quedan muy tiernos y esponjosos. Recomendables también pastas como wonton rellenos, empanadillas y hojaldres.
¡Mira!  Mes Sin Carne 2012
Si quieres buenos ejemplos de cómo variar la cocción y la forma de presentación, aquí te dejamos algunas recetas de blogs participantes en el Mes Sin Carne: bruschettasBruschettas, de Cocina de Nihacc  Una receta  muy sencilla que puedes variar con las verduras que quieras, combínalas a tu gusto y crea nuevas recetas.
seitan amb nataSeitán con salsa de nata y pimienta negra, de La Finestra Vegana  Receta rapidísima para esos momentos en los que no tienes tiempo pero no vas a renunciar a un plato de gourmet. Dorar y servir.
Paté de alcachofasPaté de alcachofas de Vegetal… y tal  Prueba  a hacer las alcachofas de una  manera completamente diferente. Te  durará unos días en la nevera.
Paté ahumadoPaté ahumado, de La Olivada  Con esta receta te apasionarán los patés. No hay que cocinar nada, sólo batir los ingredientes tal cual.
Logo mes sin carne pequeño Echa un vistazo a todos los participantes del Mes Sin Carne y descárgate un OPML para seguirlos a todos en tu lector de feeds. Pásate por alguno de los restaurantes y tiendas que ofrecen descuentos durante todo el Mes Sin Carne.

Related posts

Blogs que participan en el [MSC] 2012

Gastronomía Vegana

¡No lo tires! Partes verdes de alimentos que suelen acabar en la basura

Virginia García

Material

Gastronomía Vegana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación, que te carguen las cosas más rápido, estadísticas, etc. Aceptar Leer más