Recetas frescas con garbanzos - GastronomiaVegana.org
artículos recetas

Platos veraniegos con garbanzos

En la cocina los garbanzos admiten muchas más preparaciones que el típico cocido o potaje. Para el verano también puedes aprovecharlos para hacer platos frescos como ensaladas, cremas o patés.

Los garbanzos, una vez cocidos, son tiernos y jugosos y los podemos machacar o batir para hacer cremas frías, albóndigas o patés. Antes de cocerlos hay que dejarlos en remojo de 8 a 12 horas en abundante agua, después lavarlos con agua y cocerlos en agua hirviendo con algún condimento que te guste o sólo con sal. También tienes la opción de comprarlos ya cocidos y ahorrarte este paso, que puede durar 45 minutos en olla normal o 15 en olla express.

Un paté muy fácil: Hummus

hummus de garbanzos
Foto: CreatiVegan.net
Se elabora con 200 gramos de garbanzos cocidos, 1 diente de ajo, tahini (aunque es opcional), sal, un chorrito de zumo de limón, aceite de oliva, comino y pimentón. Todo ello se pasa por la batidora hasta que quede suave y en poco más de 5 minutos habremos hecho un paté fresquito para tomar con tostas, en bocadillo con tomate natural o para dar sabor a los sandwiches. Ver también: 1001 formas de hacer hummus  

Una sopa fresquita: sopa fría de garbanzos y miso blanco

sopa de garbanzos
Foto y receta: Veggie Mermaid
Con garbanzos y verduras de temporada puedes hacer una sopa cremosa fresca y fácil acompañada de nachos de maíz crujientes. Receta: Sopa fría de garbanzos y miso blanco

Una ensalada fresca: ensaladilla rusa con legumbres

Ensaladilla con legumbres - CreatiVegan.net
Foto y receta: CreatiVegan.net
Podemos convertir la ensaladilla rusa de toda la vida en una opción mucho más interesante utilizando, además de las verduras, garbanzos y otras legumbres. En esta receta hay garbanzos y azukis, pero puedes usar solo garbanzos o añadir lentejas, judías o lo que tengas en la nevera.
¡Mira!  Tercera semana en el [MSC] 2012
Receta: Ensaladilla con legumbres

Un postre: halo-halo

Postre filipino: Halo-Halo
Foto: Deck Chua
El halo-halo es un postre típico de Filipinas que combina garbanzos con otras legumbres y helado. Puedes hacer tu propia versión sin lácteos sustituyendo la leche por leche de soja (u otra bebida vegetal que te guste, casera o comprada) y poniendo el helado de soja (o de arroz) que más te guste. La preparación es sencilla, se trata de montar capas de frutas picadas, garbanzos y judías (cocidos) puestos previamente a remojo con azúcar, maíz, caramelo, coco y agregar hielo picado, un chorrito de leche de soja y una bola de helado encima. Receta: Halo-Halo vegano

¿Qué más recetas frescas conoces con garbanzos y otras legumbres? ;)

Related posts

Planta tus propias especias IV: eneldo y albahaca

Virginia García

Transforma las sobras de la sopa en salsa para picar

Virginia García

Ideas para fiestas de Halloween (o de terror)

Virginia García

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación, que te carguen las cosas más rápido, estadísticas, etc. Aceptar Leer más