ingredientes recetas verduras

Cómo hacer chips vegetales

Ya conocemos muy bien los clásicos chips de patata o «patatas fritas», pero a veces buscamos algo dferente, aportar esa textura crujiente a otras verduras para incorporarlas a nuestros platos, variar la forma en la que solemos cocinar las verduras, o disfrutar de un snack crujiente diferente. Los chips vegetales pueden acompañar tu ensalada favorita, patés, sandwiches, salsas y salteados. Aquí te dejamos algunos consejos para hacer tus propios chips, y por supuesto recetas:

Elige las verduras adecuadas

Antes de empezar tienes que escoger las verduras con las que vas a hacer chips. Las que mejor funcionan son las que tienen una textura similar a la patata, porque tienen que soportar bastante calor, secarse y quedar crujientes. Por ejemplo, calabaza, zanahoria, remolacha, batata, nabo, colinabo, rábano, rabanitos, etc. Como verás después en las recetas, también se puede hacer con col rizada.

Elige tu método de cocción

Puedes hacerlas fritas en la freidora en abundante aceite, a la sartén, al horno o al microondas. A la freidora te quedarán como las patatas fritas, pero al horno salen casi mejor y sin aceite.

Preparar las verduras

Puedes dejar la piel de las verduras, siempre que las laves muy bien. Utiliza una mandolina o un cortador de fiambre para cortar lonchas muy finas. Si tienes buena mano, hazlas con el cuchillo. Las lonchas tienen que ser finas como un folio a ser posible. Si son gruesas necesitan un poco más de tiempo de cocción. Antes de cocinar algunas de ellas, tendrás que procurar extraer el agua que contengan, para que se deshidraten rápidamente y queden crujientes. Para ello puedes colocar las rodajitas sobre papel de cocina y espolvorear sal por encima. Déjalas reposar de 20 a 30 minutos para que suelten agua, lávalas y sécalas muy bien.

¡Mira!  Cómo hacer mayonesa vegetal (veganesa)

Para que queden siempre crujientes

Después de cocinarlas déjalas enfriar en un sitio aireado, es decir, no las guardes inmediatamente ni las pongas en un lugar donde puedan sudar (un bol, un tupper, etc), mejor ponlas sobre una rejilla o sobre papel de cocina. Cuando se hayan enfriado del todo ya puedes comerlas o guardarlas. Las puedes guardar en tarros o bolsas herméticas a temperatura ambiente, durante unos días. En realidad te pueden durar más, pero se irán reblandeciendo con el tiempo.

Recetas

Pincha sobre las imágenes o los títulos para ir a la receta original.

chips de batata
Chips de batata | Crunch and Chew

Chips de batata

Ingredientes: media batata (boniato), 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (en spray preferiblemente), especias, sal.

Con una mandolina o cuchillo afilado, corta lonchits muy finas. Cubre muy ligeramente las rodajitas con aceite de oliva, ponlas sobre un plato de forma que no se solapen y mételas al microondas 2 minutos a potencia máxima (aprox. 800 w). Dales la vuelta y ponlas 1 minuto más. Vigílalas para que no se quemen. Ponlas sobre una rejilla para que se enfríen y sazónalas.

chips de taro
Chips de taro | Salty Snout

Chips de taro

Ingredientes: 1 taro (ñame) grande, 1/2 cucharadita de sal, 1 cucharada de aceite de oliva.

Precalienta el horno a 205ºC. Lava, pela y corta el taro en rodajitas muy finas. Pincélalas con aceite de oliva por ambos lados (muy poco). Pon cada rodaja separada en una bandeja para horno con una lámina de silpat o papel para hornear. Espolvorea un poco de sal por encima y mételas al horno 10 minutos

por cada lado hasta que estén doradas y crujientes (vigílalas).

chips de rabanitos
Chips de Rabanitos | Pinch of Yum

Chips de rabanitos

Ingredientes: 10-15 rabanitos, 1 cucharada de aceite de oliva, 1/2 cucharada de melaza y 1-2 cucharadas de azúcar con canela

¡Mira!  Pimientos por Júpiter

Precalienta el horno a 175ºC. Corta los rabanitos en rodajitas muy finas y ponlas en un bol apto para microondas. Mételas en el microondas 30 segundos a máxima potencia para que se ablanden. Escurre el líquido y ponlas en un bol más grande. Añade el aceite de oliva, la melaza y el azúcar. Mézclalo bien y extiéndelas sobre una placa para horno con papel para hornear encima, con cuidado de que no se solapen. Mételas al horno 15 minutos y dales la vuelta. Reduce la temperatura a 110ºC y hornéalas otros 20 minutos. Verás que se arrugan y quedan crujientes. Sácalas del horno y deja que se enfríen.

Más recetas de chips de vegetales

Related posts

Lasaña de verdura salteada

Virginia García

Salchichas veganas, quesos vegetales… hazlo tú mismo!

Virginia García

Sopa de pera y chirivía al curry

Virginia García

6 comentarios

oscar 27 noviembre, 2011 at 18:38

Se ve rico ^^ ..lo intentaré :D

Responder
NATALIA MACHADO 16 enero, 2012 at 16:03

Hola me interezaria recibir resetas sobre vegetales fritos ,ej: zanahora,remolacha,calabacin,rabanitos.Vi resetas en la pagina pero estan en ingles y la verdad yo no tengo conozimiento del idioma solo del español.
Mi idea es hacerlos en snack,saber la temperatura que resisten y la conservación.Tambien me interezaria hacer la manzana en snack pero no se como llevarlo a cabo.
Muchas Gracias

Responder
astryd 25 octubre, 2014 at 18:28

me agradeceria recibir recetas de vegetales fritos o snat en español, estan en ingles y no hablo este idiona gracias

Responder
Clara 12 abril, 2016 at 17:23

Hola! El horno al cocerlas tiene que estar en mínimo? Se le pone papel metálico a la fuente o no es necesario? Gracias!

Responder
Gastronomía Vegana 17 abril, 2016 at 13:59

Hola Clara!
Depende de la verdura en cuestión (mira los ejemplos). Si la fuente de horno es metálica no hace falta poner nada más, pero puedes poner papel para hornear.
Un saludo!

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación, que te carguen las cosas más rápido, estadísticas, etc. Aceptar Leer más