Tomates cherry de diferentes colores
el laboratorio

Los licopenos

El licopeno es un pigmento rojo y fitoquímico que se encuentra en los tomates y otras  frutas y verduras rojas y naranjas, como en las sandías, zanahorias y papayas (pero no en las fresas y las cerezas). Aunque químicamente es un caroteno, no tiene vitamina A activa.
El licopeno es un intermediario importante en la biosíntesis de muchos carotenoides, como el beta caroteno, responsable de la pigmentación, fotosíntesis y fotoprotección.
Estructuralmente es un tetraterpeno formado por ocho isoprenos compuestos de carbono e hidrógeno, y no es soluble en agua. Aunque laves las frutas y verduras, no se irá el licopeno.
El licopeno no es un nutriente esencial, pero se encuentra en la dieta principalmente por la sandía y los platos preparados con salsa de tomate.
Se oye mucho hablar del licopeno porque se cree que puede reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata, y el alimento en el que se halla la mayor fuente de esta sustancia es en la sandía.
En los tomates, cuando está dentro de éstos, protege a la fruta contra las enfermedades y los efectos nocivos del sol, pero en una forma llamada trans-licopeno. Para que nuestro cuerpo la absorba correctamente tiene que estar en otra forma llamada cis-licopeno, y para que suceda esta conversión, el tomate debe ser cocinado, de ahí que una de las mayores fuentes sean las salsas de tomate.
La única diferencia entre el trans-licopeno y el cis-licopeno es la forma de la molécula. Cuando el trans-licopeno se transforma en cis-licopeno, cabe dentro de una célula. Existen muchos tipos de receptores en las células y cada uno recibe sólo unas moléculas de forma muy concreta. El cis-licopeno tiene un receptor en las células que lo reconoce, mientras que el trans-licopeno no; esto significa que el trans-licopeno pasa por todo el sistema digestivo y se desecha, mientras que el cis-licopeno sí entra al flujo sanguíneo.
La sandía contiene más cantidad de cis-licopeno y no hace falta cocinarla.
Además de esto, el fuerte color rojo del licopeno y su nula toxicidad se aprovechan para hacer colorantes alimentarios, como el E160d.
 
¡Mira!  Panes sin amasado
 

Related posts

Las cuatro moléculas básicas de los alimentos

Virginia García

La ciencia del caramelo

Virginia García

La percepción del sabor salado no es igual en todas las personas

Virginia García

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación, que te carguen las cosas más rápido, estadísticas, etc. Aceptar Leer más