Snacks rápidos y veganos
artículos

Snacks rápidos ¡y veganos!

Snacks rápidos y veganos

¿Tienes invitados/as y no sabes qué sacar para picar? ¿Planeas una tarde de juegos, películas o simplemente de charla y no sabes qué ofrecer para matar el gusanillo? Hay muchas cosas que puedes encontrar fácilmente o hacer tú mism@ y que son 100% vegetales. Te echamos una mano con algunos snacks muy rápidos y facilitos, ¡tanto que para algunos de ellos sólo necesitas abrir una bolsa! Iremos de más fácil a más elaborado:

1. Las clásicas patatas fritas

Simples y presentes en casi todo momento de ocio, te pueden sacar de un apuro. Normales, onduladas, con aceite de oliva, al ajo y perejil, ecológicas… hay un montón de variedades que no contienen nada de origen animal. Ante la duda, escoge las que sólo sean patatas, aceite y sal.

2. Mix de frutos secos

Un recurso muy socorrido y que agrada a todo el mundo ya que suelen venir cosas que gustan a tod@s: maíz frito (kikos), garbanzos torrados, cacahuetes, pasas… puedes mezclar un par de bolsas diferentes para que haya más variedad o añadir pipas de calabaza y/o de girasol, almendras, nueces, habas tostadas, etc. Sólo tienes que mirar que no contengan miel (no suelen, pero algunas marcas lo añaden).

3. Palomitas

Se pueden comprar hechas, bolsas para microondas o maíz para hacerlas en una cacerola. También hay de varios tipos y algunas, especialmente las de microondas, pueden llevar mantequilla. Mira las que contengan aceite o margarina. Si las haces caseras añade poquito aceite de oliva.

4. Snacks

Ejemplos de snacks veganos

Gusanitos, fritos, aperitivos de maíz, nachos, rosquilletas, panecillos crujientes, trocitos crujientes con ajo y perejil, pajitas, ruedas de patata, cortezas de trigo, triskis, cortezas de arroz… No son las cosas más sanas del mundo pero ocasionalmente no están mal. Muchos de estos snacks son veganos, no contienen nada de origen animal. Otros llevan queso o lácteos por ejemplo, sólo hay que mirarlo. Puedes mezclar varios de estos snacks para hacerlo más variado. También te pueden servir como «cuchara comestible» para acompañar patés y cremas en caso de que tengas o las hagas en un momento.

5. Chips de vegetales

Es lo mismo que las patatas fritas, pero con más variedad. En los últimos años se han popularizado mucho porque suelen utilizar vegetales con sabores muy agradables y distintivos, como la remolacha, el boniato o batata y la chirivía. Son mucho más originales, coloridos y exquisitos que las simples patatas fritas, así que si encuentras que lo venden cerca de casa ¡dales una oportunidad!

6. Encurtidos

Es otro clásico de los momentos de asueto y reuniones sociales. Aceitunas verdes o negras, pepinillos, cebollitas, guindillas, berenjenas de Almagro… incluso zanahoria y coliflor, que son otras dos verduras que se pueden encurtir fácilmente y quedan geniales, muy crujientes. En tiendas de alimentación de países de Europa del Este suelen vender estos encurtidos. Hazte con unas aceitunas que no sean rellenas de anchoa y sírvelas con una ramita de romero (por aquello de la presentación) y algún otro encurtido. También puedes comprar mix de encurtidos ya mezclados.

¡Mira!  Salchichas veganas, quesos vegetales... hazlo tú mismo!

7. Frutas desecadas

Snacks rápidos y veganos: frutas desecadas crujientes

Aparte de los snacks mencionados antes también podrás encontrar frutas desecadas crujientes con o sin sal. Por ejemplo plátano, manzana y mango. A diferencia de los chips de verduras estas frutas no están fritas, sino desecadas (al horno o deshidratadora), lo que las hace un snack más sano pero igualmente delicioso. Quedan muy bien con frutos secos y patés (y con cualquier bebida).

8. Patés y salsas (comprados)

Algunas salsas para picar y patés son veganos. En algunos supermercados puedes encontrar guacamole ya preparado, hummus, patés de aceitunas, patés vegetales variados, salsas como brava, barbacoa, agridulce, chimichurri, mojo picón, salsa de tomate, salmorejo, ketchup, mayonesa sin huevos ni lácteos, mostaza, tabasco, sriracha, wasabi… Y en tiendas veganas, algunos herbolarios y tiendas de dietética también puedes encontrar muchas variedades de mayonesa vegetal, salsa rosa o de cóctel, salsa napolitana, pesto vegetal, boloñesa vegetal, salsas de queso veganas, bechamel, etc., y por supuesto una amplísima gama de patés, todos vegetales.

Todos estos patés y salsas se pueden servir con los snacks antes mencionados, o con panes crujientes, con semillas, con frutos secos, etc.

9. Alimentos preparados

Cosas un poco más elaboradas pero que ya vienen hechas, listas para abrir y servir, o como mucho calentar al microondas. Entre ellos podemos encontrar hojas de parra rellenas de arroz, que se venden en algunos supermercados, menestras y patatas en conserva ya cocidas que puedes escurrir y mezclar con las salsas anteriores, rollitos de primavera de verduras, panecillos rellenos de verduras o de setas (estos por ejemplo en supermercados orientales), etc. En algunos supermercados, así como en tiendas veganas, también puedes encontrar salchichas vegetales de cóctel (las pequeñitas), fiambres 100% vegetales, quesos veganos, tortillas de patata veganas refrigeradas y otras cosas para sacar rápido.

10. Tirar de congelados

En la sección de congelados también podemos encontrar más cosas para picar. La mayoría requieren que las hagamos a la plancha, fritas, al vapor, al microondas, etc. Basta con abrir y calentar. Lo más fácil es recurrir a patatas fritas, bravas, patatas gajo, bolitas de patata etc., pero también podemos hacer verduras congeladas al vapor o a la plancha para servirlas con alguna salsa, por ejemplo brócoli, coliflor, judías verdes, setas variadas… También encontrarás bases de pizza que puedes hacer al horno poniéndoles una salsa de tomate y unas verduras (y si quieres también quesos veganos).

¡Mira!  5 alternativas a la salsa de tomate en las pizzas

11. Tapas fáciles caseras

Snacks rápidos y veganos: calabacín en vinagre

Una de las cosas más sencillas que podemos hacer es tostar nuestras propias almendras. Cómpralas crudas y tuéstalas a la sartén con un poquito de aceite de oliva, ajo, romero o las especias que te gusten y sírvelo. Es una tapita muy sencilla y resultona.

Cortando el pan en rebanadas en diagonal podemos hacer tostas y bruschettas muy rápidamente. Sólo necesitarás algunas verduras y, opcionalmente, alguna salsa vegetal. Puedes echar un vistazo por ejemplo a estas tostas con paté de aguacate, estas bruschettas veganas o estas tostas de berenjenas caramelizadas.

También podemos hacer los calabacines en vinagre (es como si fuesen boquerones en vinagre) y servirlos con patatas fritas de bolsa, o unas patatas al all i oli, champiñones al ajillo, patatas bravas… Para muchas más ideas os recomendamos el ebook gratuito De Tapas Veganas, de GastroCenicienta.

12. Patés vegetales caseros

Snacks rápidos y veganos: Hummus

El hummus es sin duda el paté más fácil: batir con la batidora garbanzos y especias. Puedes hacerlo de muchas maneras y con muchos ingredientes diferentes, sólo te llevará 5 minutos y será un detalle muy jugoso para tus invitad@s. Echa un vistazo a mil y una formas de hacer hummus.

Igual de fácil que el hummus son otros patés de legumbres. Utiliza lentejas o judías para hacer patés con otros sabores, colores y texturas. Puedes revistar estos patés por menos de 2€ o a la sección de patés de CreatiVegan.

Sirve tus patés caseros con pan, tostadas, nachos, palitos de pan, palitos de verduras… sirven con casi cualquier cosa crujiente.

13. Clásicos empanados y rebozados

Si hay algo que a tod@s nos gusta picar son las croquetas. Son más elaboradas, pero son un clásico de las tapas y las reuniones informales. Para hacer croquetas veganas sólo tienes que sustituir la leche de la bechamel por alguna leche vegetal y el huevo del rebozado por una mezcla similar pero hecha con harinas (por ejemplo harina de garbanzos). Y para el sabor, verduras, hortalizas, setas, embutidos vegetales, etc.

Echa un vistazo a esta receta de croquetas de champiñones y puerros, estas croquetas de setas, o a la selección de recetas de croquetas que os recomendamos para navidades.

Por supuesto, también puedes hacer aros de cebolla, champiñones rebozados, nuggets de garbanzos, tempura de verduras, pakoras, bolitas de patata, arancini de berenjenas, etc.

Si quieres más ideas un poquito más elaboradas, pero así de sencillas, te recomendamos el libro Recetas Festivas Veganas de CreatiVegan.

Related posts

3 ideas de postres fresquitos y saludables para el verano

Virginia García

Guía rápida para comprar vegano

Virginia García

Cómo hacer rejuvelac

Virginia García

1 comentario

Dora Mendoza Torres 11 enero, 2016 at 0:29

Gracias por compartir estas recetas mi esposo tiene 3 meses q empezo a comer comida vegana y mi hija se unio a el hace 2 semanas asi q me esta ayudando mucho y estoy aprendiendo.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación, que te carguen las cosas más rápido, estadísticas, etc. Aceptar Leer más