Otras formas de cocinar con quinoa
artículos Uncategorized

7 formas diferentes de usar la quinoa que no conocías

La quinoa es un pseudocereal que en los últimos años se ha popularizado mucho, gracias en parte a sus proteínas (contiene todos los aminoácidos) y a su agradable sabor. Ahora tenemos quinoa a buen precio en casi cualquier supermercado y es más fácil que nunca encontrarla y cocinarla. Pero aparte de cocerla y usarla como un arroz, ¿qué otras cosas podemos hacer con ella?

Germinarla

La quinoa se puede germinar igual que los brotes de mungo (brotes de soja). Los brotes no son tan grandes, pero también son muy sabrosos y nutritivos y los puedes usar rápidamente en cualquier preparación, no requiere cocinarlas, se pueden comer tal cual.
La quinoa germina más rápido que otros cereales y legumbres, por lo que podemos tener quinoa germinada a mano casi siempre que queramos.

Cómo germinar quinoa

  • Usa una cantidad pequeña para empezar. Con 1/4 de taza es suficiente.
  • Lava la quinoa bajo el grifo en un colador. Pásala a un bote de cristal, rellena con agua y déjalo reposar 4-6 horas tapado con un trapo o una tela.
  • Tira el agua, echa más para enjuagar la quinoa, escúrrelo y tápalo de nuevo con un trapo o una tela. Déjalo en un lugar templado pero alejado de la luz.
  • Lávalo cada 6 horas procurando que siempre queden las semillas húmedas antes de taparlo de nuevo.
  • En 1-2 días tendrás ya la quinoa germinada. Primero saldrán unos pequeños piquitos y conforme pasan las horas crecerán los brotecillos.
  • Pásalo a la nevera para frenar el crecimiento y que no se nos pongan malos.
  • Consúmelo en un máximo de 3 días.

Fermentarla

Fermentar quinoa
Fermentar quinoa

Si dejamos un tiempo la quinoa y no la lavamos, podemos hacer que fermente, y el líquido fermentado que genera se llama rejuvelac. Con él se pueden hacer, entre otras cosas, quesos vegetales caseros fermentados. Hay quien usa el rejuvelac como bebida o como condimento. En general es muy rico en probióticos, por eso merece la pena probarlo.

[su_button url=”http://www.gastronomiavegana.org/recetas/como-hacer-rejuvelac/” background=”#2880f8″ color=”#ffffff” icon=”icon: check” icon_color=”#ffffff”]Tienes un tutorial muy detallado sobre cómo hacer rejuvelac aquí.[/su_button]

En el desayuno

Desde que se pusieron de moda los porridge o gachas de desayuno, sus variaciones son casi infinitas. Una forma de hacerlas es con quinoa.
La quinoa no se deshace como los copos de avena, pero sí podemos cocerla un poco más de la cuenta, con un poco más de agua, para que nos quede una preparación cremosa y agradable.
Igual que la avena, pega con todo: frutas, frutos secos, frutas desecadas, chocolate, canela, coco rallado…

Porridge de quinoa con manzana, canela y coco

Porridge de quinoa con manzana, canela y coco

  • 1/2 taza de quinoa
  • 1 taza de agua
  • 1/2 taza de bebida de soja (u otra bebida vegetal)
  • 1 manzana dulce
  • una pizca de canela
  • 1 cucharada de coco rallado

Instrucciones

  • Lava la quinoa en un colador bajo el grifo.
  • Ponla en una cacerola junto con el agua y bebida de soja, a fuego fuerte.
    Cuando empiece a hervir ponlo a fuego lento, tapado.
  • Tras unos 12-14 minutos la quinoa ya estará hecha y cremosa. Remuévela, apártala del fuego y déjala reposar 5 minutos.
  • Corta la manzana en daditos.
  • Sirve tu porridge de quinoa con la manzana por encima y espolvorea con la canela y el coco.

En galletas, bizcochos y panes

Se puede usar harina de quinoa, los granos enteros tostados, los granos cocidos, germinados o inflados. Esta última modalidad es fácil de encontrar en tiendas de dietética y herbolarios. Es como los cereales inflados de desayuno, pero solo quinoa. Queda muy ligera y muy crujiente, por lo que podemos aprovecharla para hacer galletas y bizcochos con un buen puñado de quinoa crujiente.

Cuando lo añadas a una masa recuerda que pueden absorber líquido y ponerse blandurrias, así que si quieres que luzcan, mejor ponlas por encima.

Quinoa cocida
Quinoa cocida

Si usas quinoa cocida no tienes este problema. Utiliza quinoa ya cocida y añádela a las masas de tus panes y galletas. Recuerda que añaden peso y algo de humedad, por lo que después puede que tengas que rectificar añadiendo un pelín más de levadura o de harina.

En los panes no hay tanto problema, se integra muy bien en las masas, sobre todo las integrales. Puedes poner hasta 1/4 del peso de la masa en quinoa cocida sin que la textura se resienta demasiado.

En los bizcochos procura añadirla al final y batir muy bien para que quede bien distribuida.

En croquetas

Una de las cosas buenas que tiene la quinoa es que su puré es muy cohesivo además de tener un sabor mucho más agradable que una bechamel convencional.

Cuando vayas a hacer croquetas, en lugar de la bechamel (o junto con un poco de bechamel vegetal) bate quinoa cocida hasta que se forme una pasta. Puedes añadir un poquito de leche de soja (sin azúcar y sin sabores) para que tenga una textura más ligera, y añádelo a los ingredientes en la sartén. Mézclalo bien, deja que se enfríe y haz las croquetas igual que siempre.

En empanados

Cuando hagas milanesas, croquetas, aros de cebolla o cualquier otra cosa empanada, añade al pan rallado quinoa hinchada (más o menos mitad de quinoa y mitad de pan rallado) para un empanado extra crujiente y diferente. Funciona mejor aún si el resto de ingredientes del empanado son también partículas más grandes. Por ejemplo pan rallado japonés (grueso), semillas (sésamo, lino, chía, amapola, etc), avena en copos, etc.

Quinoa inflada
Quinoa inflada

Para que se pegue mejor este empanado grueso, procura que la mezcla líquida sea un poquito más densa para poder atrapar y pegar bien todos los componentes del empanado.

Hasta en la sopa

Prepara tu mejor caldo de verduras y añádele, en lugar de fideos, un buen puñado de quinoa. Para una sopa consistente, añade 1/4 de taza de quinoa por litro de caldo.

La quinoa tarda un poco más en hacerse que los fideos (unos 12 minutos), así que mientras se hace podemos ir preparando otro plato o una ensalada.
Para más sabor, dora la quinoa en una sartén aparte antes de echarla a la sopa. No pongas mucho aceite, es solo tostarla lo justo para que esté bien aromática (como los frutos secos).

Entradas similares

Convivir con personas no veganas

Gastronomía Vegana

Videojuegos sobre comida y cocina

Virginia García

Pintura corporal de chocolate

Virginia García

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación, que te carguen las cosas más rápido, estadísticas, etc. Aceptar Leer más