Tutorial: cómo hacer chocolate blanco vegano

Tutorial: cómo hacer chocolate blanco vegano

Es fácil encontrar chocolate negro que no contenga lácteos, pero ¿y el chocolate blanco? Normalmente está hecho a base de manteca de cacao y sólidos lácteos, y pocas marcas fabrican chocolate blanco 100% vegetal. Pero podemos hacer chocolate blanco en casa de una forma muy sencilla. No necesitamos nada especial, ni accesorios ni conocimientos avanzados, sólo 4 ingredientes y un ratito.

En este tutorial os enseñamos cómo hacer chocolate blanco vegano casero paso a paso para que veáis que es muy fácil. Después podéis variar la receta para adaptarla a vuestros gustos y crear nuevos sabores. ¡Aficiónate!

Los ingredientes básicos

1. Manteca de cacao

Manteca de cacao

Es el ingrediente más importante. Sin manteca de cacao no podríamos hacer chocolate ni blanco ni negro, ya que es la grasa del cacao, que da consistencia y el sabor característico al chocolate.

La manteca de cacao es una grasa sólida a temperatura ambiente. Al tacto parece más dura y seca que otras grasas vegetales como la de coco o la margarina vegetal, pero podemos derretir fácilmente un trocito frotándolo entre las manos.
Esta textura que tiene la manteca de cacao es la que hace que nuestras tabletas sean sólidas, que crujan, que podamos desprender las onzas y que se derrita el chocolate en la boca. Esto es así por la compleja estructura de la manteca de cacao: es polimorfa, o lo que es lo mismo, forma cristales con formas diferentes que tienen puntos de fusión diferentes. Unos se derriten a temperaturas más bajas y otros a temperaturas más altas. Los cristales que propician la solidez del chocolate son los cristales beta, por eso tendremos que derretir nuestra manteca de cacao a una temperatura no demasiado alta. Para más información sobre la formación de cristales echa un vistazo al tutorial para atemperar el chocolate.

Suelen vender manteca de cacao en chocolaterías artesanas, en tiendas especializadas, en Amazon, en tiendas de repostería y en algunas tiendas de química. Puedes hacer una búsqueda en Google para encontrar alguna tienda cercana a donde vives o pedirlo online. Sólo asegúrate de que sea manteca de cacao pura natural (apta para consumo, claro) y no desodorizada.

2. Leche vegetal en polvo

Leche de soja en polvo

Para hacer chocolate blanco es preferible utilizar una leche vegetal en polvo. El chocolate, tanto el blanco como el negro, es una emulsión, y es muy fácil cortarla si añadimos líquidos, por eso se utiliza leche en polvo.
Nosotras hemos elegido leche de soja en polvo enriquecida con calcio, pero se puede usar cualquier leche vegetal en polvo que se desee: de coco, de sésamo, de almendras, etc.
Es necesaria sólo una pequeña cantidad para toda la tableta, recuerda que la leche en polvo equivale a más cantidad de la líquida (para hacer 1 vaso de leche líquida se necesitan sólo un par de cucharadas de leche vegetal en polvo).

Se pueden encontrar leches vegetales en polvo en tiendas veganas, algunos herbolarios y tiendas de dietéticas, en algunos supermercados, tiendas especializadas y tiendas online.

3. Endulzantes

endulzantes

Para que nuestro chocolate blanco quede dulce, igual que los que venden, tendremos que añadir algún endulzante.
El más fácil de añadir es el azúcar glacé, por su textura y gránulos pequeños es muy fácil de mezclar con la manteca de cacao sin que nos dé problemas.
Aparte del azúcar glacé hay otros endulzantes que podemos usar en nuestro chocolate blanco: sirope de agave, sirope de arce, melaza (miel de caña), azúcar moreno (hecho azúcar glacé con la batidora), fructosa (bien molida), stevia en polvo o líquida, miel vegana, sirope de arroz, sirope de maíz, azúcar de coco, lucuma en polvo, etc. Sólo has de tener en cuenta que el color del endulzante también cambiará el color de tu chocolate.

Hagamos una tableta

Para que os sea más sencillo os pondremos las instrucciones paso a paso:

Necesitaremos

⇨ 1/3 de taza de manteca de cacao
⇨ 1/4 de taza de azúcar glacé
⇨ 1 cucharadita y 1/2 de leche de soja en polvo
⇨ una pizca de sal
Equipamiento:
⇨ un cacito y otro más grande para derretir al baño maría
⇨ una cucharita o una espátula de silicona para remover
⇨ un molde de tableta de chocolate o moldes para bombones

Tutorial: cómo hacer chocolate blanco vegano

Esto es lo que necesitarás para hacer tu chocolate blanco vegano, así que pongámonos manos a la masa ;)

1. Derrite la manteca de cacao al baño maría

Tutorial: cómo hacer chocolate blanco vegano

Procura que el agua esté bastante caliente pero no hirviendo (máximo 80ºC).
Sujeta el cacito para que no le entre agua y remueve constantemente la manteca de cacao para que se derrita.

2. Añadir el resto de ingredientes

Tutorial: cómo hacer chocolate blanco vegano

Una vez derretida la manteca de cacao, que se vea completamente líquida, sácala del otro cazo y agrega el resto de ingredientes.

3. Mezclar muy bien

Tutorial: cómo hacer chocolate blanco vegano

Remuévelo rápidamente y mézclalo muy bien durante unos minutos, hasta que no queden grumitos ni bolitas de azúcar. Esto es muy importante, si dejamos grumitos después nuestro chocolate tendrá esos trozos y lo notaremos.

4. Pasar al molde

Tutorial: cómo hacer chocolate blanco vegano

Elige primero el sitio en el que vas a dejar la tableta. Procura que sea un lugar fresco y seco, porque tenemos que dejar que se enfríe antes de poder pasarla a la nevera.
Vierte el chocolate en el molde de tableta (o en los moldes que hayas elegido) y no lo toques más. Ahora mismo está completamente líquido y si intentamos llevárnoslo a otro sitio lo más probable es que se nos derrame.
Para favorecer una correcta cristalización de la manteca de cacao deja que se enfríe a temperatura ambiente, en un lugar fresco y seco.

5. Esperar a que solidifique

Tutorial: cómo hacer chocolate blanco vegano

Cuando ya no se vea completamente líquido puedes pasarlo a la nevera. Procura que se mantenga en horizontal y bien recto, así no te quedará más grueso por un lado que por otro.
Déjalo en la nevera al menos 1 hora antes de comprobar si está ya hecho. Si te cuesta desmoldarlo, déjalo más tiempo en la nevera.

6. Desmoldar y servir

Tutorial: cómo hacer chocolate blanco vegano

¡Ya tienes tu chocolate blanco vegano y casero!
Sírvelo tal cual para comer algunas onzas o para acompañar dulces y postres. Si no vas a usarlo en el momento, guárdalo en la nevera envuelto en papel para hornear o papel de aluminio.
Más abajo te damos más ideas para tu recién creado chocolate blanco.

Cómo variar tu chocolate blanco

Ahora que ya sabes hacer una tableta básica de chocolate blanco sin lácteos puedes empezar a hacer tus propias versiones. Por ejemplo:

Añade arándanos secos, bayas de goji, pasas, frutas deshidratadas en trocitos, etc. Agrégalos a la mezcla una vez hayas disuelto los grumitos que pudiera haber por el azúcar o el endulzante, mézclalo bien y pásalo al molde. Tendrás una tableta super colorida y con pequeños bocaditos de sabor.

➤ Agrega frutos secos en trozos, picados o hechos pasta. Por ejemplo mantequilla de cacahuete, pasta de avellanas, la pulpa de las nueces después de hacer leche de nueces, almendras picadas, pistachos, etc.
Igual que en el caso anterior, agrégalo después de disolver bien tu endulzante, mézclalo bien y pásalo al molde.

➤ Añade extractos y esencias. Por ejemplo de vainilla, de ron, de fresas, agua de azahar, etc. Quedan muy bien en pequeñas cantidades y algunos, como el extracto de fresas, aportan un color muy bonito. Algunas especias también quedan muy bien, como el jengibre en polvo, cardamomo en polvo, canela, etc.

➤ Añade ralladura de frutas. La que mejor queda es la ralladura de naranja y con 1 cucharadita es suficiente para toda la tableta. Mézclala con la manteca ya mezclada con la leche vegetal y endulzante y viértelo en la tableta.

➤ Hazlo marmolado. Una vez bien mezclada la manteca derretida con la leche vegetal en polvo y el endulzante, puedes separar la mitad en otro bol y añadirle algún sabor o color (extracto de fresas, cacao puro en polvo, etc). Vierte de ambos recipientes a la tableta procurando que se mezclen y superpongan, para un efecto marmolado.

Cosas que hacer con chocolate blanco vegano casero

Aparte de comerlo tal cual hay muchas cosas que puedes hacer con él:

Utilízalo en lugar del chocolate blanco tradicional con lácteos. Con este chocolate que hemos hecho puedes sustituir el chocolate blanco en cualquier receta.

Haz bombones. Se hacen igual que en esta receta pero usando moldes para bombones. Puedes añadir además otros ingredientes como sugerimos más arriba.

Baña frutas. Las fresas con chocolate blanco son especialmente exquisitas. Puedes bañarlas una vez hayas mezclado muy bien todos los ingredientes (baña las fresas con ello en lugar de verterlo en el molde), o bien derritiendo unas cuantas onzas de tu tableta al baño maría. Deja que se enfríe un poco a temperatura ambiente y luego pásalas a la nevera.

Haz postres. En lugar de añadir chocolate negro (o chocolate blanco con lácteos), utiliza tu nuevo y flamante chocolate blanco vegano casero. Puedes añadirlo a natillas, flanes, mousses, puddings, bizcochos, brownies (brownies blancos!), etc.

Crea nuevas coberturas y toppings. Con el chocolate blanco y natas vegetales para montar (por ejemplo la de coco) podemos hacer nuevas coberturas y toppings para nuestras tartas y cupcakes.

Solución de problemas

A veces haciendo nuestros experimentos caseros nos surgen problemillas que no sabemos solucionar. Para ello os explicamos los más comunes:

➭ Al mezclar los ingredientes se hace una pasta y no se mezclan.
Esto suele pasar cuando nos pasamos de leche vegetal en polvo y cuando dejamos el cacito de la manteca en el agua caliente. Lo que pasa es que si hay demasiada leche vegetal en polvo tiende a absorber parte de la manteca y formarse una pasta que no va a mezclarse con el resto de la manteca. La mezcla está cortada. Se puede arreglar poniendo la pasta en la batidora y batiéndolo. Agrega poco a poco el resto de la manteca y sigue batiendo hasta que tenga aspecto homogéneo. Pásalo al molde y deja que se enfríe.
Cuando dejamos la manteca en el agua caliente mientras añadimos los otros ingredientes es fácil que se nos corte. Es preferible sacarlo de la fuente de calor y que se mezcle a la vez que se templa.

➭ Se ha quedado el centro líquido o se ha ido todo el endulzante al centro de la tableta.
Puede suceder cuando utilizamos endulzantes líquidos. Hay que tener paciencia removiendo y mezclando para que todo se incorpore bien a la mezcla y no acabe separándose (cortándose).
Lo que puedes hacer es picar el chocolate y volver a ponerlo al baño maría, removiendo rápidamente hasta que todo se mezcle bien. Vuelve a verterlo en el molde, deja que se enfríe y pásalo a la nevera.

➭ El chocolate no solidifica
Esto suele pasar cuando utilizamos demasiados líquidos, por ejemplo añadir leche vegetal líquida en lugar de en polvo. Cuando hacemos chocolate negro podemos usar una pequeña cantidad de leche vegetal líquida porque el cacao puro también contiene un poco de manteca de cacao y ayuda a que solidifique, pero si utilizamos leches vegetales líquidas y/o demasiados extractos o esencias líquidas es fácil que la mezcla se corte o que se forme la emulsión pero no sea suficientemente dura como para poder formar bien la tableta.
También ocurre cuando hace demasiado calor. En verano si no usamos aire acondicionado es mejor no hacer chocolate casero. Espera a que haga más fresco.

➭ El chocolate se derrite nada más sacarlo de la nevera
La formación de cristales beta es muy importante al hacer chocolate. Echa un vistazo al tutorial para atemperar chocolate, que allí lo explicamos muy bien.
Es por esto que recomendamos dejar el chocolate enfriar a temperatura ambiente antes de pasarlo a la nevera.
Si hace demasiado calor tendrás que poner el aire acondicionado o dejarlo para otra época del año más fresca.

➭ Mi chocolate blanco no sabe a chocolate y está muy blando.
Hemos recibido alguna que otra consulta por este motivo, y es lo que pasa cuando no se usa manteca de cacao. Si no usas manteca de cacao no esperes que sepa a cacao ni que tenga la textura del chocolate. La manteca de cacao es sólida y más bien dura a temperatura ambiente aunque podamos derretirla con un poco de calor. El aceite de coco no es tan duro y no sabe a cacao, y la margarina vegetal desde luego tampoco. Se puede usar una pequeña cantidad de aceite de coco junto con la manteca de cacao, pero si lo hacéis sólo con aceite de coco o con margarina vegetal no será chocolate blanco.