share

Ser vegano es barato si sabes cómo III

by

Hazlo tú mismo: seitán

Hay muchos alimentos preparados que puedes hacer en casa y te ahorrarás mucho dinero. Tal y como comentábamos en el anterior artículo, el seitán, la mayonesa vegetal, las salchichas vegetales, chorizo vegano, hamburguesas veganas, etc. se pueden hacer en casa y ahorrarnos casi 12€ por cada producto. Además, ten en cuenta que no son alimentos esenciales, por eso no tienes por qué hacerlos todos los días, sino de vez en cuando o sólo si te apetecen.

Seitán

En la tienda: 350g = 3,50€
Si lo haces en casa con gluten de trigo: 1 kilo = 3€
Si lo haces en casa a partir de harina de trigo: 1 kilo = 2€

¿qué es?

Es una denominada “carne vegetal” hecha a base de gluten de trigo. Es muy rica en proteínas y su textura la hace más apetecible para filetes, escalopes, albóndigas, salchichas, etc. El gluten en sí no tiene apenas sabor, por eso en la elaboración del seitán se añaden especias y salsa de soja.

¿cómo se hace?

Método 1: a partir de gluten de trigo
De esta forma te ahorras muchísimo tiempo y esfuerzo, porque sólo tienes que mezclar los ingredientes, poner el seitán a cocer y olvidarte.
Necesitas:
500 g de gluten de trigo, 150 g de pan rallado, 3 pastillas de caldo de verduras, 200 ml de salsa de soja, 1 cebolla y 4 dientes de ajo.

como hacer seitan con gluten de trigo

Fotos: Awkward Cupcake

En un bol grande pon el gluten de trigo y mézclalo bien con el pan rallado. En una taza con agua caliente disuelve 1 pastilla de caldo de verduras y añádelo al gluten. Agrega la salsa de soja y amásalo bien. Añade agua muy poquito a poco hasta que la masa sea manejable y no se rompa, ni esté muy dura, ni pegajosa, y forma una bola de masa (si no tienes ollas grandes, haz 2 bolas)

Llena de agua una olla grande hasta los 3/4 de su capacidad. Pon la cebolla cortada en cuartos, los dientes de ajo pelados, las 2 pastillas de caldo de verduras que quedan y si quieres un poco más de salsa de soja. Cuando empiece a hervir mete la bola de gluten, tapa la olla y déjalo cocer con hervor suave (a fuego medio-bajo) durante 40 minutos como mínimo. El tiempo de cocción depende de la textura que quieras darle. Si lo quieres todo bien cocido, como los que venden en las tiendas, déjalo cocer 1 hora.

También influye el tamaño de la bola. Si quieres que se haga antes, corta la masa en trozos más pequeños y cuécelos. Con trozos del tamaño de un limón te tardará media hora.
Cuando esté cocido el seitán puedes aprovechar el caldo de la cocción para hacer una sopa, un cocido o un guiso, o incluso para hacer otra bola de seitán.

Guarda tu seitán en la nevera, en un tupper cerrado con caldo de la cocción, o seco, envuelto en film transparente, en el congelador.

Método 2: a partir de harina de trigo
Si no encuentras gluten solo, o lo venden muy caro en la zona en la que vives, puedes optar por hacer el seitán a partir de harina de trigo normal y corriente. Compra la harina más barata que encuentres, porque sólo quedará de gluten 1/3 de la que uses.
Necesitas:
1,5 kg de harina de trigo, 1 taza de salsa de soja, 1 cucharada de tomillo, 1 cucharada de perejil, 1 cucharada de albahaca, 1 cucharadita de pimentón dulce, una pizca de pimienta negra, 2 pastillas de caldo de verduras, 1 cebolla y 4 dientes de ajo.

cómo hacer seitán a partir de harina de trigo

Fotos: Forkable

Aquí el proceso es un poco más complicado. Como habrás podido ver en los ingredientes, no vamos a usar pan rallado ni una pastilla de caldo para hacer la masa, porque tenemos que lavarla bajo el grifo y se van a perder esos sabores. Lo que sí vamos a poner es salsa de soja y especias porque absorberá el sabor.
Si quieres ver más fotos del proceso, te recomendamos el tutorial de Northern Veg.

Lo importante es separar el gluten de la harina lavándola y escurriéndola para que el agua se lleve la harina.
Pon la harina en un bol o cacerola grande y añade la salsa de soja y tanta agua como sea necesaria para hacer una masa trabajable, no pegajosa. Añade el agua poco a poco y amasa con las manos, es importante que no se haga una pasta, sino una masa, y formar una bola para que el gluten se adhiera. Si añades demasiada agua, al lavarlo se te destrozará el invento y te quedarás sin seitán.

Cuando hayas hecho una buena masa, sólida y consistente, ponla en un bol y cúbrela con agua. Déjala en remojo unos 20 minutos. Verás durante ese tiempo que el agua se vuelve blanca, y eso es bueno porque el almidón se está separando del gluten.

Después de haberlo remojado, empieza a amasar la bola en el agua. El agua se volverá mucho más blanca y ya puedes empezar a tirarla.
Pon un colador en el fregadero, bajo el grifo, para que no se te escape nada de gluten, y vierte el agua.

Abre el grifo y ve echando agua mientras amasas bien. El agua seguirá saliendo blanca, y cuanta más salga, más almidón se estará eliminando y más seitán irá quedando en tus manos. Parece chicle y es divertido amasarlo. También lo puedes llamar mucosidad de alien o mondongo de película gore y horrorizar a las visitas con ello, pero es mejor que lo termines de cocinar y los sorprendas con una comida deliciosa.

Sigue amasando hasta que el agua salga clara y puedas formar una masa sólo con el gluten. El gluten que te quedará en las manos será 1/3 de la harina con la que empezaste, aproximadamente. Recuerda que, por pesado que sea, tienes que amasar y lavar mucho la bola para que sólo quede el gluten. Si queda almidón, tu seitán puede quedar duro o parecer un pan.

A partir de aquí, es prácticamente igual que para el seitán hecho con el gluten directamente. Ponlo a cocer con las especias, la cebolla, el ajo, el caldo de verduras y un chorro de salsa de soja.

Aún así, si no te ha quedado claro del todo, te dejamos un vídeo en el que lo explican muy bien (aunque esté en inglés, los pasos ya te los hemos dado)

¿por qué esa textura tan rara?
El gluten es la sustancia que le da elasticidad y fuerza a la masa del pan, por ejemplo, y que hace que crezca.
El gluten se forma sólo cuando se añaden líquidos a la harina, causando una reacción de las proteínas insolubles gliadina y glutenina. La Gliadina tiene la consistencia de un sirope cuando se combina con agua y la glutenina parece goma. La combinación de ambas es lo que le da a la masa esas cualidades pegajosas y elásticas. Estas proteínas se encuentran en mayor medida en las harinas de trigo, pero también en la cebada, avena y centeno. Los cereales parecidos al trigo, como la espelta y el kamut contienen las proteínas necesarias para formar gluten, aunque no lo suficiente como para hacer seitán.

Variaciones

Puedes hacer variaciones casi infinitas de la masa del seitán, tantas como especias e ingredientes se te ocurran.
Añade a la masa tomillo, romero, orégano, ajo en polvo, pimentón, pimienta, cúrcuma, cilantro, jengibre o cualquier mezcla de especias que te guste. Por ejemplo queda un seitán muy bueno con:
– perejil, tomillo y romero
– cilantro, jengibre y pimienta
– alcaravea, pimentón dulce y semillas de hinojo
– comino, ajo en polvo, cebolla en polvo y orégano
– hierbas provenzales

Además de hierbas puedes utilizar salsas. Lo normal es utilizar salsa de soja, porque es la forma más común de hacerlo con ese sabor y color característico, pero puedes añadir (o reemplazar la salsa de soja si te apetece experimentar) salsa de tomate, mostaza, otras salsas de soja, yakitori, teriyaki, leche de soja, miso…

El caldo de verduras puede ser de cualquier marca (no todas saben igual), en pastillas, en polvo, en brick o casero. Si haces tú el caldo de verduras le podrás poner las verduras y especias que quieras. Un caldo básico lo puedes hacer con puerro, cebolla, zanahoria, pimiento rojo, pimiento verde, tomate y ajo.

En el caldo en el que cueces la masa o las bolas de seitán puedes añadir las verduras que quieras, miso, algas, frutos secos, aceite, etc.

Para otros sabores y texturas, añade a la masa aceite de oliva, de sésamo, de lino, de soja…

Recetas con seitán

seitán
Escalope de seitán
Lasaña vegana de seitán y verduras
Guiso de seitán a la cerveza
Ensalada de seitán con veganesa de remolacha
Seitán estofado
Seitán con cebolla caramelizada

recetas con seitán
Seitan laap
Vegan Corned Seitan and Cabbage
Fennel Seitan with Bok Choy
Seitan Salad Sandwich
Curried Seitan with Apple Pieces
Seitan Yakitori
Seitan tacos
Seitan roulade

Categories:

Chef vegana, investigando la gastronomía vegana y todas sus posibilidades. En CreatiVegan.net subo recetas. En GastronomiaVegana.org subo tutoriales y artículos sobre ingredientes y procesos.
    • sandra gioconda Noguera
    • 13 noviembre, 2011
    Responder

    Muy bueno todo sobre todo las recetas de bizcochos los felicito por la pagina.

    • daniela
    • 8 marzo, 2012
    Responder

    hola, queria decirles que me parece muy útil este sitio, y además es muy fácil de entender y práctico, mi flia y yo somos vegetarianos y estamos transitando el veganismo, hay mucha información para leer y seleccionar, es un trabajo que vale la pena. les dejo un saludo y muy buen trabajo!
    pd. mi bebé tiene 2 años y quería saber si tienen recetas nutritivas y ricas para que le cocine! gracias!

  1. Responder

    Una pregunta: he hecho seitán directamente desde gluten (400gr de gluten + 150 de pan rallado + 200 de salsa soja) y he dividido la bola inicial en tres.
    Las he cocido unos 50 minutos, y por fuera están jugosas pero por dentro han quedado muy densas. ¿Cómo puedo hacer que queden jugosas también por dentro?
    Gracias!

    1. Hola Carlos!
      Añadiendo más agua a la mezcla inicial, ya que dependiendo del tiempo de amasado y de la capacidad del pan rallado para absorber los líquidos puede quedar más seco. También cuanto más lo amases, más duro se irá poniendo el gluten, así que procura que sea lo justo para que la bola quede homogénea y bien formada.
      Otra opción es reducir un poco la cantidad de gluten y añadir en su lugar una harina más suave, como la de garbanzo (da muy buen resultado).
      ¡Un saludo!

    • María
    • 8 enero, 2015
    Responder

    Dos preguntitas: ¿se puede congelar el seitán? y si es así ¿mejor antes o después de cocerlo? Muchas gracias por toda la info, me sirve de mucha ayuda! saludos

    1. Hola María!
      Cuécelo, déjalo enfriar por completo, escúrrelo y congélalo dentro de una bolsa de congelación o un tupper. Para no tener que descongelar la masa entera, puedes trocear el seitán antes de congelarlo, así lo tendrás en piezas más manejables.
      Un saludo!

    • Móni
    • 13 marzo, 2015
    Responder

    Muy buen blog!!!!!

    • Maite
    • 29 mayo, 2015
    Responder

    Hola!! Se puede echar menos salsa de soja o sustituirla por otra cosa? Con que puedo sustituirla?

    1. Hola Maite!
      La salsa de soja tiene un sabor muy característico, por lo que es difícil sustituirla por otras cosas. Algunos tipos de miso marrón oscuro saben parecido (aunque mucho más salado), la pasta de judías negras fermentadas es más parecida… Si no tienes cómo conseguir salsa de soja puedes utilizar alguna de estas opciones, que son las más parecidas para el sabor de la salsa de soja, o bien hacerlo con un sabor diferente utilizando caldo de verduras, caldo de setas, etc.
      Un saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gastronomía Vegana
Close Cookmode