compartir

Sándwiches veganos para llevar

por
Sándwiches veganos para llevar: ingredientes y recetas - Gastronomía vegana

En verano pasamos mucho tiempo fuera de casa y no siempre encontramos opciones veganas y saludables. Por eso os proponemos una serie de recetas de sándwiches para llevar, ricos y fáciles de hacer. ¿Hummus o veganesa? va a pasar a ser el nuevo ¿playa o montaña? de este verano.

Sándwiches, bocadillos, bocatas, emparedados…

Les llames como les llames, irán entre dos panes. Pero el sándwich, del que hablaremos hoy, es un tipo de bocadillo que se suele hacer con dos o más rebanadas de pan de molde. Esto lo distingue de los tradicionales bocadillos o bocatas, hechos con pan de barra.

Podemos tomarlo frío o caliente y en casi cualquier momento del día, aunque es más frecuente en meriendas y cenas rápidas. Se puede cocinar a la plancha, en sandwichera (una tostadora especial para sándwiches) o directamente en la sartén.

Es una comida fácil, rápida, versátil y accesible, cuyo nombre proviene de una anécdota histórica de por allá el siglo XVIII. Se le llama oficialmente sándwich en español según la RAE, que también contempla el uso de emparedado para referirse al mismo plato.

Consejos para conservar los sándwiches

Si no los comemos inmediatamente, corremos el riesgo de que los sándwiches, y también los bocadillos, tengan un aspecto poco apetecible, con el pan reblandecido por la humedad que han soltado los ingredientes. Para evitarlo, aquí van algunas ideas:

  • Pon la lechuga, tomate, pepinillos y otros ingredientes húmedos siempre en el medio, no pegados al pan. Por muy bien que los sequemos siempre soltarán algo de agua y si entran en contacto con las rebanadas de pan se quedarán chiclosas y blandas. Puedes usar también como barrera entre el pan y los ingredientes húmedos trozos consistentes de seitán, embutido vegetal o queso vegano, o un paté muy denso.
  • Elige y distribuye bien las salsas: si vas a poner hummus, hazlo extra espeso. En general, opta por las que tengan más consistencia, como el guacamole. Si no, es mejor llevarlas aparte, algo muy aconsejable con la mostaza, el ketchup o la veganesa.
  • Utiliza un táper especial para sándwiches para transportarlos. Si no tienes uno así a mano y te toca envolverlos, utiliza mejor papel. Con el film transparente habrá riesgo de que el sándwich acabe sudado, sobre todo si hace calor, e igual pasará con el papel de aluminio.

Cómo hacer variantes de las recetas de sándwiches veganos

En la cocina no hace falta seguir una receta a pies juntillas. Si algún ingrediente no nos gusta podemos cambiarlo por otro y hacer nuestra propia adaptación. Además, con los sándwiches y bocadillos veganos podemos buscar alternativas muy fácilmente. Bastará con combinar las salsas, utilizar distintos tipos de pan o “jugar” con las verduras de temporada. Aquí van algunas ideas para que personalicéis a vuestro gusto las recetas de sándwiches veganos para llevar:

El relleno

Se puede optar por un montón de combinaciones para conseguir que el “corazón” del sándwich sea delicioso y sorprendente:

  • Patés vegetales: si untamos el pan con paté de champiñones, de aceitunas negras, con sobrasada vegetal o un hummus muy denso tendremos un sándwich rico y jugoso. Podemos completarlo con rodajas de tomate y alguna hoja verde o queso vegano en lonchas.
  • Verduras asadas o a la plancha: el pimiento rojo asado, la berenjena y el calabacín a la plancha dan muy buen sabor. También la cebolla y el puerro a la plancha darán un toque tan saludable como sabroso a nuestro sándwich.
  • Verduras caramelizadas: si nos gusta esta textura podemos optar por caramelizar cebolla. Encaja perfectamente en la tradicional tortilla de patatas, pero también combina con lonchas de tofu o seitán. La zanahoria da muy buen resultado caramelizada, al igual que la remolacha, ambas con un toque más dulzón que la cebolla.
  • Conservas de verduras y encurtidos: los tomates secos conservados en aceite son todo un manjar. Darán jugosidad a cualquier sándwich y un sabor intenso, perfecto para maridar con un tofu natural y con aguacate, por poner solo un ejemplo. En cuanto a los encurtidos, no tenemos que limitarnos a los clásicos pepinillos; las berenjenas de Almagro en lonchas, con su particular sabor, son perfectas para un sándwich frío. Las zanahorias o las cebollas también se utilizan mucho en conserva, sea en aceite con especias o en vinagre. Elegid las que más os gusten para dar personalidad y sabor a vuestro sándwich. También podemos utilizar espárragos blancos y alcachofas, siempre escurriéndolos muy bien antes de ponerlos sobre el pan.
  • Hortalizas y frutas crudas: para dar un toque crujiente podemos usar unas hojas de lechuga fresca. La remolacha rallada (bien escurrida), el pepino, los champiñones crudos, el calabacín en lonchas muy finas o el aguacate son ingredientes perfectos para cualquier sándwich frío.
  • Carnes vegetales: si queremos un plato consistente, que nos llene y que haga las veces de una comida completa, podemos elegir el tofu (prueba con distintos tipos, como el ahumado), el seitán en lonchas o el tempeh a la plancha. Con salsas o con verduras, estas fuentes de proteína vegetal combinan bien con casi todo.
  • Quesos vegetales: ya es posible comprar quesos veganos de distintos tipos, texturas y sabores en muchos herbolarios y tiendas de alimentación veganas. También los podéis hacer en casa, ya sea para usarlo en lonchas, o un tipo cheddar, o también para untar. Con estos y otros quesos podéis poner la base de un sándwich con mucho sabor, hacerlo caliente para que se derrita sobre un embutido vegetal o con una sencilla combinación de lochas de tomate natural, lechuga y espárragos.

Las salsas

Como os decíamos más arriba, si son líquidas, es mejor llevarlas aparte. Pero las salsas son un ingrediente que pueden cambiarlo todo en un sándwich. Estas son algunas de las más comunes y resultonas:

  • Ketchup y mostaza.
  • Salsa de tomate.
  • Veganesa (mayonesa vegetal).
  • Chimichurri (con moderación, porque esta salsa es muy líquida).
  • Hummus.
  • Guacamole.
  • Tahini (pasta de sémillas de sésamo).

Los tipos de pan

Aunque el pan de molde es el más habitual, podemos utilizar cualquiera para hacer nuestro sándwich a medida. Si vamos a pasar un día en el campo o en la playa una buena opción es optar por panes de pequeño tamaño y así disfrutar de varias recetas en una misma comida.

  • Pan de molde: el clásico, tendrá más sabor y mejor textura si elegimos integral o con semillas.
  • Pan de pita: una pita es un sándwich… de otro estilo. Lleva relleno también, se cierra, es fácil de transportar y se come fácilmente.
  • Pulguita: también conocido como pan de pulga, suelen ser panes pequeños y con corteza que, partidos por la mitad sirven para crear sándwiches muy crujientes.
  • Mini chapatas: del mismo pan que las chapatas (de trigo, crujiente, con miga muy alveolada) pero de tamaño mucho menor, son perfectas para soportar grandes rellenos.
  • Mollete: es un pan de miga blanda, tirando a redondo, muy común en Andalucía. Va bien con embutidos y carnes vegetales. En general con rellenos firmes, puesto que es un pan que puede deshacerse fácilmente y no sujetar bien mucha cantidad de ingredientes.

Recetas de sándwiches veganos para llevar

Las posibilidades son infinitas si nos dejamos llevar por la creatividad. Si acabas de descubrir la cocina vegana, te sorprenderá comprobar que hay vida más allá de los clásicos bocatas de embutido o queso. Aquí recopilamos solo algunas de las muchas recetas de sándwiches veganos y bocadillos que hemos encontrado. Están todas deliciosas y son opciones nutricionalmente muy completas para hacer una comida sencilla fuera de casa:

 

Sándwich de Seitán
Raciones 1
Un sándwich vegetal muy sabroso y fácil de preparar
Imprimir
Tiempo de preparación
10 min
Tiempo de preparación
10 min
Ingredientes
  1. 2 rebanadas de pan de molde integral
  2. 4 lonchas finas de seitán (casero o comprado)
  3. 1 cucharada de aceite de oliva
  4. tomillo, orégano, ajo y perejil
  5. 1/2 tomate
  6. 2 pepinillos
  7. un puñado de brotes o 2 hojas de lechuga
  8. 2 cucharadas de mayonesa vegetal (veganesa) casera o comprada
  9. 1 cucharada de zanahoria rallada
Instrucciones
  1. Dora en la sartén las lonchitas de seitán con el aceite y las especias, a fuego medio, un par de minutos por cada lado.
  2. Corta el tomate en rodajitas. Haz lo mismo con los pepinillos, a lo largo.
  3. Monta el sándwich poniendo primero una rebanada de pan, encima el tomate, después brotes o lechuga cortada, el seitán, mayonesa vegetal, pepinillos, zanahoria, más brotes o lechuga y la otra rebanada encima.
Notas
  1. Puedes hacer más sándwiches multiplicando los ingredientes.
  2. Si quieres puedes añadir también remolacha, brotes de soja, espárragos blancos, etc.
Gastronomía Vegana http://www.gastronomiavegana.org/

Más recetas:

 

Consultora de marketing online. Colaboro con agencias de comunicación y ayudo a pymes a mejorar su presencia digital. Escribo sobre Social Media, copywriting, marketing digital y aledaños en mi blog. También formo parte del proyecto Día Mundial del Veganismo.

Categories:

Entradas relacionadas

Consultora de marketing online. Colaboro con agencias de comunicación y ayudo a pymes a mejorar su presencia digital. Escribo sobre Social Media, copywriting, marketing digital y aledaños en mi blog. También formo parte del proyecto Día Mundial del Veganismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gastronomía Vegana
Close Cookmode