share

Mil y una formas de hacer hummus

by
1001 formas de hacer hummus - GastronomiaVegana.org

1001 formas de hacer hummus - GastronomiaVegana.org

El hummus es un paté de garbanzo típico de la gastronomía árabe y de Oriente Medio, muy fácil de hacer y muy versátil.

Actualmente podemos encontrarlo en muchos supermercados ya preparado, pero nos saldrá mucho mejor si lo hacemos en casa, ya que es una de las recetas más baratas y fáciles que podemos preparar. Sólo necesitamos 5 minutos, garbanzos cocidos, unas especias y una batidora, y cero conocimientos de cocina. Suena bien, ¿verdad?

Ingredientes para hacer hummus

La base del hummus son los garbanzos cocidos. Podemos hacerlos en casa (el método de toda la vida: dejarlos toda la noche en remojo y al día siguiente cocerlos en abundante agua hasta que estén tiernos, mejor en la olla exprés, que tarda muy poquito) o comprar un bote de garbanzos cocidos.

Para darle su sabor característico necesitaremos además:

– Tahini o tahina: es una pasta hecha con sésamo, como una salsa. Suelen vender de dos tipos, de sésamo tostado y de sésamo blanco. Ambos tipos valen para hacer hummus, aunque el tahini de sésamo tostado es más oscuro y con sabor más fuerte, por lo que hay que utilizar menos cantidad. El tahini blanco es más suave y blanquito, y es el que se suele utilizar para hacer hummus.
Puedes encontrar botes de tahini en tiendas de alimentación árabe o hindú, en algunos supermercados orientales, en tiendas veganas y en algunos herbolarios y tiendas de dietética. Los botes de tahini blanco suelen ser de plástico y en varios tamaños, desde 250 gramos hasta 1 kilo o más. Cunde mucho y no se pone malo con facilidad, así que podemos aprovecharlo para muchas otras recetas.

– Comino: también le da parte de su sabor característico. Es preferible utilizar comino en polvo, a la venta en cualquier tienda de alimentación, en la sección de especias.

– Pimentón: podemos usar pimentón dulce normal o pimentón ahumado o de la Vera, que es el que tiene el característico aroma y sabor a chorizo. Con el pimentón ahumado tendremos un hummus con más sabor y más aromático, pero puedes usar el que quieras. También lo puedes encontrar en tiendas de alimentación y supermercados, y en botes y bolsas más grandes en tiendas árabes e hindús.

– Aceite: podemos optar por un aceite de sabor más bien neutro (aceite de girasol o de maíz) o añadir uno de sabor intenso que enriquezca nuestro hummus, como el aceite de oliva.

– Limón: es imprescindible para un buen hummus, y es preferible que sea zumo de limón recién exprimido, que tendrá mejor sabor, más aroma frutal y cítrico y un sabor más acentuado.

– Ajo: preferiblemente un diente de ajo bien pelado y sin nervio, aunque si en el momento no tenemos podemos utilizar ajo en polvo. Es mejor utilizar ajo natural porque los jugos que desprenderá al batirlo con el resto de ingredientes aportará sabor moderado y aroma suave a toda la mezcla.

– Sal: para ajustar de sabor, podemos añadirla al final, batir y probar.

– Líquido: podemos añadir agua o alguna leche vegetal (de soja, de almendras o de arroz, por ejemplo) para hacer nuestro hummus más cremoso. Puedes añadirlo mientras bates si ves que se forma una pasta muy espesa.

Haciendo hummus

Aunque las proporciones de ingredientes pueden ser variables al gusto, os proponemos una receta sencilla:

400 g de garbanzos cocidos
2-3 cucharadas de tahini
2-3 cucharadas de zumo de limón o vinagre de manzana
1 cucharadita de comino en polvo
1 diente de ajo (quita el nervio central) o 1/2 cucharadita de ajo en polvo
sal (comienza añadiendo 1/2 de cucharadita)
3-4 cucharadas de leche de soja o agua (si fuese necesario para que quede más cremoso)
1 cucharadita de pimentón dulce
2 cucharadas de aceite de oliva

Pon todos los ingredientes en el vaso de la batidora o en un bol grande si tienes batidora de brazo, y bátelo todo junto hasta que quede un paté cremoso y espeso, sin trocitos de garbanzo. Añade el líquido poco a poco y así podrás ir controlando la consistencia del paté. Pruébalo y si está soso añade un poquito más de sal y bátelo de nuevo.

Sírvelo en cuenquitos con aceite de oliva, pimentón y comino por encima (y si quieres un poquito de pimienta negra molida), y acompáñalo de cualquier pan que te guste (barra normal, baguette en rodajitas, tostas, pan de pita, chapatis, pan de centeno…), o bien colines, nachos, palitos de zanahoria, etc.

Hummus

Guarda lo que te sobre en un recipiente cerrado en la nevera. Te durará 3-5 días.

Como se puede ver se trata de una receta muy sencilla que se puede preparar en 5 minutos, por lo que podemos aprovecharla en cualquier momento tanto si tenemos visitas como si tenemos prisa. Nos sirve también para untar en sándwiches y bocadillos, para acompañar ensaladas o cualquier otro plato

Podemos hacer un montón de variaciones de hummus a nuestro gusto añadiendo y quitando ingredientes, por ejemplo:

– Al curry: añade ½ cucharadita de curry en polvo a los ingredientes y bátelo todo junto.

– Al pimentón: aumenta la cantidad de pimentón de la receta hasta obtener un hummus de color anaranjado. Utiliza pimentón ahumado preferiblemente.

– Con aceitunas: añade a la mezcla aceitunas verdes o negras sin hueso y bátelo todo junto. Tendrás un hummus fresco y con sabor a aceitunas. No es necesario añadir aceite de oliva.

– Con frutos secos: basta con un puñadito para darle mucho sabor a nuestro hummus. Los que mejor quedan son los piñones, almendras y nueces.

– Al toque de dátiles: añade uno o dos dátiles (quítales el hueso) para un hummus meloso.

– A las finas hierbas: añádelas a la mezcla y bátelo todo junto. Puedes utilizar una mezcla de hierbas de las que venden en botecitos o añadir hierbas frescas, que quedará mucho más bueno. Utiliza albahaca, romero, perejil, tomillo y salvia, por ejemplo.

– Al tomate seco: deja en remojo 3 o 4 tomates secos y después añádelos a la mezcla. Darán muy buen sabor y color.

– Garam masala: añade ½ cucharadita de garam masala a la mezcla y bátelo todo junto. Puedes añadir más cantidad si te gusta mucho.

– Con lima y menta: en lugar de zumo de limón añade zumo de lima y unas hojas de menta fresca y bátelo todo junto. Tendrás un hummus muy fresco y afrutado.

– Al jengibre y cardamomo: utiliza preferiblemente un trocito de jengibre fresco pelado y una o dos vainas de cardamomo. Saca las semillas de dentro de las vainas y añádelas a la mezcla para batirlo todo junto.

Puedes hacer muchas más variaciones, ya que sólo consiste en añadir o cambiar ingredientes y batirlo con la batidora. Te damos algunas ideas extra:

Pizza hummus
Un hummus de garbanzo con todo el sabor de una buena pizza. Igual de sencillo pero con algunos ingredientes extra.

Hummus de altramuz
Los altramuces también son legumbres y podemos aprovecharlos para hacer un montón de platos diferentes, como este hummus tan curioso.

Hummus de alcaparras y de pimiento asado
De entre las muchas variaciones que podemos hacer estas dos os gustarán especialmente. También se pueden usar otros encurtidos para acentuar el toque ácido.

Hummus de calabacín
Podemos cambiar los garbanzos por calabacín crudo, al vapor, a la plancha o asado para aprovechar cuando estén de temporada y crear un hummus muy cremoso.

Dip de hummus mediterráneo
Añadiendo algunos ingredientes típicos de la cocina mediterránea le daremos un toque personal muy interesante.

Hummus con yogur y mostaza
Para un extra de cremosidad y hacerlo más ligero podemos incorporar a la mezcla yogur de soja sin azucarar y un poco de mostaza.

Hummus con zanahorias asadas
Añadiendo a nuestro hummus hortalizas asadas le daremos un sabor extra muy interesante, y más si lo hacemos con zanahorias y su punto de dulzor.

Hummus de remolacha asada
Como el anterior, aprovechamos el sabor asado y el dulzor de la remolacha además del color, que nos dará mucho juego al presentar los platos.

Hummus de judías mungo (soja verde)
Como el hummus normal pero utilizando judías mungo en lugar de garbanzos. Muy cremoso y suave.

Hummus de pimiento rojo asado
Con todo el sabor de unos buenos pimientos asados y su cremosidad añadida, tendremos un hummus perfecto para acompañar otros platos y con un color diferente.

Hummus de pepino
Si quieres un hummus bien refrescante, prueba esta receta. Puedes acompañarlo con rodajas de pepino, zanahoria, pan y un vasito de gazpacho fresco.

Hummus de guisantes
Con los guisantes congelados se pueden hacer muchas cosas, como este hummus super jugoso y ¡verde!

Hummus con rábano picante
Con el delicado sabor y fuerte pungencia del rábano picante tendremos un paté fresco y picante para acompañar platos veraniegos.

Hummus de soja y chipotle
Si tenéis acceso a estos pequeños pimientos super picantes os recomiendo que probéis esta receta. Cremosa por la soja cocida y picante por los pimientos.

Hummus de espinacas con limón y comino
Dale una oportunidad a las espinacas con esta receta tan sencilla y tan vistosa, el resultado te encantará por la mezcla de sabores.

Hummus de puré de patatas
Añadimos un ingrediente barato, sabroso y cremoso al hummus de siempre para un aporte de sabor suave y ligero.

Aliño de hummus
En lugar de tomarlo como crema o paté, úsalo para aliñar ensaladas, hamburguesas, tacos, etc.

Hummus dulce
Cambiando un poco los ingredientes podremos hacer este hummus que sirve perfectamente como postre, queda como un pudding dulce y aromatizado con dátiles y algarroba, igual de fácil que el resto de recetas de hummus.

Hummus de chocolate
Otro hummus dulce muy fácil que se puede utilizar como postre o incluso como crema para masas (hojaldre, por ejemplo).

Categories:

Related Posts

    • Glo
    • 31 diciembre, 2014
    Responder

    Gracias por publicarlo!! acabo de prepararlo con pimiento morron verde y quedo delicioso!!

    • Maria Jesús
    • 12 mayo, 2017
    Responder

    Tengo una duda,.. he hecho “hummus” pero he olvidado cocer los garbanzos 😦 (sólo los habia tenido en remojo) ¿Se puede emplear esa mezcla en alguna otra receta? (Yo me esfuerzo, pero soy un desastre en la cocina; supongo que sin cocer será indigesto y me sabe mal tirar tantos nutrientes saludables a la basura) 😢 Gracias de antemano!

    1. Hola María Jesús!
      Pues con esa mezcla se hace falafel. Si no has añadido demasiados líquidos puedes hacerlos (fritos o al horno), echa un vistazo a esta receta ;)
      Un abrazo!

    • Lourdes
    • 22 noviembre, 2017
    Responder

    Me encanta el hummus y lo como en diferentes variedades. Ahora me han encontrado intolerancia al sesamo. Se podría preparar el hummus sin el tahin ?. Seguro que no sabe igual no ?. Voy a probar a ver … no sé bien con que sustituirlo.

    1. Sí, se puede hacer sin tahini, aunque es lo que le da la gracia (además de un buen aporte de calcio ;)).
      Haz tehini en casa, solo necesitas una buena cantidad de semillas de sésamo y batirlo con la batidora hasta que quede hecho una crema.
      Un abrazo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gastronomía Vegana
Close Cookmode