Helados veganos: técnicas y recetas

helados veganos

Helado de frambuesas enamoradas – Vegalicious || Helado de vainilla y lavanda – Fragrant Vanilla Cake

Helado de frambuesas enamoradas
Helado de vainilla y lavanda

Cuando llega el calor no hay nada que más apetezca que cosas fresquitas, y a ser posible ligeras. Los helados son los reyes del verano, y haremos que los helados veganos sean los reyes de tu cocina. Utilizando las mismas técnicas de toda la vida podemos hacer helados veganos fácilmente. Lo único que hay que cambiar son algunos ingredientes:

Ingrediente Se puede sustituir por
Leche Leche de soja, de avena, de arroz, de almendras, etc. En general cualquier leche vegetal, con o sin sabores.
Nata líquida Nata de soja, de avena o de arroz para cocinar.
Crema de leche Crema de leche de soja o de arroz. Nata de soja para cocinar. Queso de soja untable sabor natural.
Nata montada Nata montada o para montar de soja, de coco o de arroz.
Leche condensada Leche condensada de soja, nata para cocinar con azúcar, tofu sedoso.
Leche en polvo Cualquier leche vegetal en polvo.
Chocolate con leche Chocolate negro sin lácteos, o chocolate con leche vegetal preparado en casa.
Nutella, nocilla Nutella, nocilla o crema de cacao sin lácteos.
Chocolate blanco Chocolate blanco sin lácteos (receta)

1. Helados de hielo

La forma más sencilla de hacer helados, y la que muchos hacíamos de pequeños: preparamos un batido de los ingredientes que queramos (generalmente de cacao), lo vertemos en cubiteras, colocamos palillos para después poder cogerlos, y lo dejamos en el congelador 2-4 horas. La ventaja que tiene es que sólo tienes que hacer un batido y esperar a que se congele. El inconveniente es que el agua que contiene el batido cristaliza y nos queda un bloque de hielo con todo el cacao en la punta. ¡Pero está fresquito! Para hacer estos helados lo mejor es elegir batidos que tengan menor contenido de agua, que sean más cremosos y densos, por ejemplo, con nata de soja en lugar de leche de soja, o con frutas carnosas. Por supuesto, en esta categoría entran, además de los clásicos hechos con las cubiteras, los que hacemos de la misma manera, pero con moldes para polos.

Recetas de polos y helados de hielo veganos:

Polo de sorbete de fresa
Postre helado de horchata
Polo de cerveza
Polos variados
Polos verdes

2. Helados con heladera

Si no te convencen los helados de hielo porque estás buscando una textura más cremosa y sin cristales de hielo, una de las soluciones es comprar una máquina heladera. De esta forma puedes hacer helados cremosos de cualquier sabor. Lo que hace la heladera básicamente es, una vez congelada la parte mezcladora (que tienes que dejar en el congelador al menos 8 horas), helar poco a poco tu mezcla mientras la remueve y evita que se formen cristales de hielo.

Recetas de helados veganos para hacer con máquina heladera

Helado de vainilla y lavanda
Helado de frambuesa y mango
Helado de pastel de zanahoria
Helado de nutella vegana
Helado de menta
Helado de frambuesas enamoradas
Helado de chocolate
Helado de calabaza
Helado de Guiness
Helado de ruibarbo

3. Helados en 5 minutos

La gracia de estos helados es que los haces enseguida y los comes en el momento. El truco está en hacerlos con ingredientes que ya estén troceados y congelados, normalmente frutas, que al batirse con el resto de ingredientes forman un helado cremoso.

Helados veganos en 5 minutos (prueba con diferentes frutas)

Método general (con frambuesas) incluye vídeo
Sorbete de arándanos

4. Directo al congelador

Parecido a los helados de hielo y a los helados en heladera, es la mejor forma de hacer helados si no tienes una máquina heladera, así que puedes hacer cualquier helado con este método. La masa suele ser mucho más densa y está pensada para hacer un bloque grande de helado (con una tarrina de 750 ml por ejemplo). Los mejores resultados son con frutas, pero también se puede hacer con chocolate, nata de soja, etc. Una vez batida la masa, se mete en el congelador, en una tarrina cerrada, y cada media hora aproximadamente se saca y se remueve, para minimizar la cantidad de cristales de hielo que puedan formarse. En total estará hecho en unas 2-3 horas y puede quedarse en el congelador hasta 2 semanas.

Recetas de helados veganos para hacer al congelador, sin heladera

Polos de mousse de chocolate vegana

Polos de mousse de chocolate vegana

Helado de arroz con leche de soja
Helado de vainilla, aguacate y plátano
Helado de chocolate
Tarta helada princesa
Helado de pera asada, cardamomo y vainilla
Helado de vainilla y remolacha
Mini tarta de fresas
Helado de fresa

Trucos para que tus helados queden cremosos

Una de las cosas más importantes es que tu masa de helado sea cremosa. Si es excesivamente líquida, contiene demasiada agua, con una heladera quedará bien, pero se derretirá muy rápidamente y no tendrá ese tacto sedoso que tanto nos gusta. Además de espesar tu helado, removerlo mientras se congela es esencial para conseguir esa textura y tacto sedoso.

Para conseguir una masa espesa y cremosa puedes utilizar:

Nata de soja o arroz montada (o para montar)
Queso de soja untable sabor natural (tipo Tofutti)
Frutas carnosas, especialmente mango, frambuesas, fresas, melocotones, plátanos, aguacate, etc.
Cremas de cacao o algarroba
Natillas caseras
Maicena u otros almidones

Ideas para helados

Frutas: fresas, frambuesas, moras, arándanos, kiwi, piña, plátano, cereza, pera, manzana, melocotón, albaricoque, naranja, sandía, melón…

Sabores: café, cacao, chocolate, algarroba, vainilla, flor de azahar, caramelo, melaza, menta, hierbabuena, vino blanco o tinto, dátiles…

Frutos secos: nueces, avellanas, almendras, pistachos, pasas, anacardos…

Toppings: siropes (chocolate, vainilla, fresa, etc), coulis de frutas, granola, cereales crujientes, galletas, caramelo picado, guindas, zumo de cítricos, licuado de zanahoria…

Postres congelados: natillas, yogures, tartas, cremas dulces, barritas de chocolate y cereales…