Falafel con pimiento asado

falafel con pimiento asado

Foto: vegan:manifest

Si no conocéis el falafel esta es vuestra oportunidad. Nos encanta el falafel porque son croquetas de garbanzo crujientes por fuera y tiernas por dentro, con mucho sabor a cilantro y poco sabor a garbanzo. Son un vicio, porque con unos puñados de garbanzos (sin cocer) puedes hacer un montón de falafel y una vez que empiezas a comerlos no puedes parar.

Esta receta combina nuestra fritura favorita con un toque de pimiento rojo. Más sabroso aún si cabe.

Necesitarás:
1 pimiento rojo, 1 cabeza de ajos entera, 1 taza de garbanzos sin cocer, 1 taza de cebolla picada, 2 cucharaditas de comino, 2 cucharaditas de levadura de repostería, 1/4 de taza de perejil fresco picado y 1/4 de taza de cilantro fresco picado.

Deja los garbanzos en remojo con mucha agua toda la noche.

Pela la cabeza de ajos hasta que se vean todos los dientes, pero que no se separen, y envuélvela con un poco de papel de aluminio.
Pon la cabeza de ajos y el pimiento en una bandeja de horno y hornéalo a 200ºC hasta que la piel del pimiento se vuelva negra. Dale la vuelta al pimiento y deja que se tueste bien por todas partes (en total unos 30-40 minutos).
Saca el pimiento y los ajos y pélalos. Reservar.

Escurre bien los garbanzos y mézclalos con los ajos, la cebolla, comino, sal y levadura. Bátelo con la batidora hasta que no queden trozos grandes (ten cuidado, si tu batidora no tiene mucha potencia puede quemarse el motor). Puedes añadir un poco de agua o leche de soja para que quede más cremoso. Añade el pimiento, el cilantro y el perejil y bátelo bien.

Deja la mezcla 1 hora en la nevera.

Calienta abundante aceite en una sartén honda, forma bolas aplastadas con la masa y fríe las bolas por ambos lados hasta que estén doradas y crujientes. Déjalas reposar en papel de cocina y sírvelas con ensalada y alguna salsa que te guste.

Receta: Roasted Red Pepper & Garlic Falafel