share

Planta tus propias especias III: romero y tomillo

by
Tomillo limón
Flor del romero
Flor del romero

Romero

El romero es una planta aromática de lo más versátil que se utiliza en infinidad de platos y como planta ornamental además porque desprende un aroma intenso que se puede notar a distancia. Lo podemos encontrar en los supermercados normalmente desecado y picado o molido, y aunque su aroma y sabor son excelentes, el romero fresco nos aporta muchos más compuestos aromáticos que permanecen más tiempo en nuestras preparaciones culinarias, por eso es bueno tener a mano unas buenas plantas para echar mano cada vez que las necesitemos.
El romero contiene principalmente aromas de terpenos (se destruyen con la cocción), notas frescas (cineol), de pino (pineno), florales (terpineol), amaderados (borneol), cálidos y dulces (mirceno) y anisados (cineol y alcanfor). Para aprovecharlas al máximo es recomendable añadir el romero recién picado antes de servir el plato, aunque se puede utilizar en fritos con poco o medio aceite ya que parte de sus compuestos son ligeramente liposolubles y su sabor se desarrollará más lentamente mientras comemos el plato.

Cultivar romero a partir de semillas es bastante complicado, hay pocas posibilidades de éxito, las plantitas recién salidas son muy delicadas y pueden tardar muchos meses en crecer. Por eso lo más común es partir de una estaca de romero o de una plantita comprada (o que te regalen). Las estacas arraigan enseguida (siempre que sean cortadas a final de primavera o principios de verano, desde la base de una planta bien grande) y las plantitas que suelen vender ya vienen con varias ramas, suficientemente crecidas como para empezar a usarlas y sólo necesitan una maceta mayor. En general es muy fácil de cuidar. Desarrolla raíces profundas y puede llegar a medir 2 metros de altura. Hay diferentes variedades de romero, algunas de ellas de porte rastrero, aunque la más utilizada es la rosmarinus officinalis.

Te recomendamos que empieces con una plantita crecida, de las que venden en floristerías, tiendas de jardinería, etc. en lugar de plantar a partir de semilla, pero si eliges las semillas pon unos puñaditos en semilleros con sustrato universal, cúbrelas poco y mantén la tierra ligeramente húmeda, a la sombra, a unos 15ºC. Tardan alrededor de 4 semanas en germinar, aunque las semillas tienen poco poder germinativo (podría no salirte ninguna). Cuando las plantitas midan 8-10 cm puedes trasplantarlas a una maceta grande o jardinera.
Partiendo de una plantita crecida, elige siempre la que mejor aspecto tenga y prepara para ella una maceta o jardinera profunda (20 cm o más) con agujeros para drenar y una tierra o sustrato normal y corriente, puedes utilizar tierra de huerto, arcillosa, arenosa o calcárea, no es una planta nada exigente en suelos, sólo que sean ligeros y permeables. Aunque no requiere la mejor tierra o sustrato, no le viene mal la mezcla con humus, compost y mantillo, con un ligero aporte de nutrientes nuestra planta tendrá un aroma mucho más persistente y será más resistente. No pongas el romero en una maceta negra o de color oscuro a pleno sol, la tierra y las raíces se calentarán y se te puede morir la planta. Mejor que sea de color claro. Puedes plantarlo en la misma jardinera que el tomillo.
Una vez trasplantada tu plantita de romero riégala sólo ligeramente y ponla en un sitio donde tenga sol todas las horas que sea posible, pues necesita muchas horas de sol directo (mínimo 4-6 horas diarias, aunque aguanta bien estar a la sombra). A pesar de esto no necesita apenas riegos. Es preferible dejar que se seque por completo la tierra antes de regar, el romero reacciona mal con los riegos continuados o excesos de riego (las raíces se pudren rápidamente). Al estar en una maceta o jardinera la tierra se secará antes que si está en el campo (también depende del material con el que esté hecho la maceta, las de barro o terra cotta dejan que se evapore más agua que las de plástico), pero no es necesario regarlo tanto como al perejil o al cilantro. Ante la duda, siempre espera a que esté muy seca (si haces un agujerito en la tierra con el dedo y a menos de 10 cm está ligeramente húmedo, no es necesario regar). Los riegos también tienen que ser más bien escasos, no eches nunca tanta agua que acabe saliendo por los agujeros inferiores de la maceta.
El romero florece en primavera y otoño y no es necesario quitar ni cortar las flores. Atraen a insectos polinizadores y una vez caiga la flor se forman las semillas. Las ramas se pueden utilizar igualmente para cocinar aunque estén en flor.
Tras unos 5 años de vida la planta ya no es tan aromática ni tiene tanto sabor, por lo que se suele reemplazar.

Cultivo óptimo
El romero crece perfectamente en cualquier tipo de suelos, aunque prefiere climas templados y cálidos (en invierno mételo dentro de casa) y de montaña, como hemos comentado antes necesita suelos ligeros y permeables, arcillosos, arenosos, calcáreos o áridos. No necesita un gran aporte de nutrientes pero su sabor y aroma mejoran cuando mejoramos la tierra o el sustrato con humus, compost o abonos vegetales.
Crece muy bien en tierras y sustratos con un PH de 6 a 7.5 y no necesita abonados regulares como otras aromáticas, pero lo ideal sería un abono NPK 7-3-1 como el del perejil, sólo 2 o 3 veces al año, y en poca cantidad. Como también hemos comentado antes, es fácil acabar con la planta regándola demasiado.

El romero necesita termperaturas medias y climas más bien cálidos, preferiblemente por encima de los 10ºC y por debajo de los 40ºC, así que en invierno es mejor tenerlo dentro de casa.

Recolección
Puedes coger sólo las hojas puntiagudas que necesites en un momento concreto o cortar una ramita. Procura que los cortes no sean mayores de 1/4 de la planta, podría no sobrevivir. Y no te preocupes, que le crecerán tallos y ramas nuevas. Puedes utilizarlo fresco o dejarlo secar, aunque no hay nada como el aroma del romero fresco.

Tomillo
Tomillo

Tomillo

El tomillo es originario de las regiones mediterráneas, es un arbusto de porte bajo que alcanza los 40 cm como máximo y es muy utilizado en la cocina mediterránea por su intenso sabor y aroma, tanto fresco como seco, sobre todo en platos grasos porque parte de sus compuestos aromáticos son liposolubles y porque facilita la digestión (igual que la mejorana). El compuesto distintivo del aroma del tomillo es el timol, un compuesto fenólico hidrosoluble y persistente, aunque también conforman su sabor y olor aromas de pino (pineno), cítricos (cimeno) y florales (linalool).

El tomillo es difícil de cultivar a partir de semillas, que tienen poco poder de germinación y son bastante delicadas. Normalmente se sacan nuevas plantas de tomillo por esquejes y por plantones, y nosotras os recomendamos que compréis una plantita de tomillo ya crecida si queréis aseguraros el éxito.
A finales de primavera comienza a sacar pequeñas florecitas de las que podrás obtener semillas por si quieres intentarlo.
Además del tomillo común y corriente que todos conocemos (Thymus vulgaris), hay otras variedades como el tomillo limón, con un marcado aroma cítrico y hojas más grandes con tonos amarillos, el tomillo blanco o salsero, etc. En general todos son de porte bajo y se cultivan de la misma forma y con los mismos cuidados.

Si vas a sembrar el tomillo a partir de semillas es recomendable ponerlas en semilleros con un sustrato universal a la sombra y en un lugar protegido, a unos 20ºC, manteniendo la tierra húmeda (no mojada ni encharcada). Se siembra en primavera (dentro de casa en la época que quieras) y puede tardar más de un mes en germinar la semilla. Cuando la plantita haya alcanzado los 5-6 cm la puedes trasplantar a una maceta grande o jardinera. Se puede plantar junto con el romero.

Como en el caso del romero, te recomendamos que compres una plantita pequeña y la trasplantes a una maceta más grande o a una jardinera.

Tomillo limón
Tomillo limón

El tomillo necesita una maceta o jardinera profunda y una tierra o sustrato normal o pobre, se adapta a terrenos calcáreos y arenosos, lo más importante es que tengan muy buen drenaje, tenlo en cuenta a la hora de elegir maceta o jardinera. Al igual que el romero, que tenga unos 20 cm o más de profundidad, se puede poner perlita o vermiculita y un poco de humus, compost o mantillo, y preferiblemente que no sea de color negro u oscuro porque con el sol en verano se calentará mucho y afectará a las raíces. No necesita apenas riegos, no soporta el exceso de humedad ni el encharcamiento, así que es mejor esperar a que la tierra esté bien seca (no sólo la superficie) y hacer un riego más bien escaso. Es muy fácil matar una planta de tomillo por regarla demasiado, ya que cuando se pudren las raíces lo que parece es que se está secando la planta, creemos que necesita agua, y cada vez lo empeoramos más.
Necesita como mínimo 4-6 horas diarias de sol directo, en verano se puede dejar a pleno sol tranquilamente y en invierno soporta heladas, aunque es conveniente meterlo dentro de casa si hace menos de -5ºC. Soporta estar a la sombra, de hecho lo puedes dejar a la sombra si en los días más calurosos del verano el sol quema y hace más de 40ºC.
Tras unos años (5-6 años) la planta ya no genera apenas aroma ni sabor, por lo que se suele cortar entera (aprovechando para desecarla) y sustituir por otra.

Cultivo óptimo
Si queremos que nuestro tomillo tenga un buen aroma, potente y persistente, sólo necesitamos un sustrato universal o tierra de huerto y un poco de otras tierras o abonos para mezclar (pero muy poca cantidad). Añadiendo un puñadito de perlita o vermiculita facilitamos el drenaje y que la tierra esté suelta (mézclalo bien con el sustrato). Evita los sustratos de coco, que retienen mucho la humedad. Puedes mezclar el sustrato también con un poco de arena de río lavada, compost, etc.
El PH ideal de la tierra para el tomillo está entre 6.5 y 7, aunque crece bien en suelos con un PH de entre 6.5 y 8.5. Con respecto al abonado, al igual que el romero no tiene grandes necesidades de abono, pero a diferencia de éste, precisa mucha menos cantidad de nitrógeno (NPK 7-5-10). Aunque gracias al nitrógeno muchas plantas crecen mucho y muy verdes, en general son más débiles, y el tomillo, con mucho nitrógeno, no soporta el frío. Con abonar una o dos veces al año, muy poca cantidad y con un riego muy ligero, es suficiente.

Recolección
Puedes cortar partes de ramitas, sólo la parte superior o la ramita entera para usarla fresca o secarla. Procura coger las de las partes exteriores. Aunque lo cortes seguirá creciendo y saldrán ramitas nuevas. Las ramitas que se hayan secado se pueden cortar y utilizar también.

Y por último aquí tienes las fichas para descargar (pincha sobre la imagen):

Fichas de plantas aromáticas II: romero y tomillo

Puedes ver la leyenda de las fichas y más info sobre el cultivo de especias aquí.

Categories:

Related Posts

    • Laura c. Mathieu
    • 12 julio, 2012
    Responder

    Muy interesante la información, me parece muy bueno todo. Amo las plantas en general, pero creo que,de ser posible, deberíamos tener nuestro sembradito con estas plantas, ya que ahuyentan a los insectos y pestes que atacan a otras especies. Gracias por su atención. Un saludo.

    • Sandra Ch
    • 21 julio, 2012
    Responder

    Deseando ver mas especias, haces un gran trabajo. Ya soy fan :)

    Gracias por facilitarnos esta información tan útil.

    Saludos.

    • sandra
    • 24 octubre, 2014
    Responder

    Esta bien aportar info la verdad q el romero es muy dificil de cultivar desde semilla es mejor hacerlo de esqueje es mas facil y se sacan plantas de mayor tamaño otro sistema es el acodo aereo o el terrestre pero el tomillo es super facil hacerlo germinar y se sacan plantas preciosas lo importante es q las semillas sean de buena calidad yo tengo vivero y saco asi crecen perciosas y en poco tiempo esta para la venta

    • Laura
    • 28 octubre, 2014
    Responder

    Hola: me encanto tu pagina. Yo tengo muy buena mano con las plantas y he decidido hacer un huerto y me surge la pregunta de que plantas puedo sembrar juntas. Todo lo haré en macetas ya que no tengo jardín. Quiero tener: cilantro, perejil, albahaca, menta, epazote, lavanda, romero, manzanilla, ajos, cebollas, jitomate y lechuga.
    Espero puedas orientarme sobre cuales sembrar juntas y cuales separadas
    Saludos

    1. Responder

      Hola Laura!
      Si puede ser un tipo de planta por maceta, mucho mejor (y en cada maceta no siembres muchas, pon pocas y bien separadas). Si tienen que compartir el espacio es preferible poner juntas las que necesitan el mismo riego y horas de sol. Por ejemplo perejil + cilantro, menta + hierbabuena, lavanda + romero, etc. La menta y la hierbabuena son muy invasivas, así que es preferible tenerlas en macetas aparte.
      Para todas las especias elige macetas grandes y profundas.
      Para la lechuga, ajos y cebollas, macetas bien altas (tiran mucha raíz hacia abajo).
      Un saludo!

    • Luis
    • 12 noviembre, 2015
    Responder

    Gracias muy aleccionador la info que subieron. Un saludo cordial. Luis

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gastronomía Vegana
Close Cookmode