compartir

Planta tus propias especias I

por
Información y leyenda de las fichas de plantas aromáticas
Menta © CreatiVegan.net
Menta © CreatiVegan.net

En muchas ocasiones hemos hablado de las grandes propiedades culinarias de las hierbas y especias, de ese gran aporte de aroma y sabor que dejan en nuestras preparaciones favoritas, y de lo necesarias que son para conseguir ciertos platos (conocidísimo por ejemplo el caso del pesto y la albahaca). Muchas de las especias son mucho más sabrosas cuando se utilizan frescas en lugar de desecadas. Aunque la forma más fácil de conseguir especias sea siempre secas y picadas o molidas, en ocasiones encontramos algunas de ellas en manojos, como suele ser el caso del perejil y del cilantro. Sólo hay que acercarse un poco a oler el ramo de estas hierbas para darnos cuenta de que su potencial aromático es mayor cuando están frescas. Pero no siempre las encontramos, o son caras, o se nos acaban poniendo malas porque no utilizamos tanta cantidad. Pues una buena solución para todo esto es plantar tus propias hierbas y especias.

No hace falta que tengas un terreno, ni siquiera una gran terraza, con tener una ventana soleada es suficiente. Además, plantando cada planta en su propia maceta tendrás flexibilidad a la hora de cambiarlas de sitio o colocarlas como más te gusten estéticamente. Cuando haga mucho calor las puedes cambiar de sitio, cuando haga buen tiempo las puedes sacar a la repisa, etc. Una de las ventajas de plantar en macetitas es que te crecerán menos malas hierbas y podrás ir controlando el tamaño de tus plantas, podándolas cuando sea necesario, o trasplantándolas a macetas más grandes si quieres que se hagan bien grandes. Las especias y hierbas aromáticas son plantas muy decorativas y que perfuman la habitación en la que estén, que son otros dos buenos motivos por los que plantar tus propias especias.

¿Dónde las planto?

Puedes utilizar casi cualquier recipiente que tenga uno o dos agujeros en el fondo para hacer crecer tus plantas.
Las macetas clásicas, de terra cotta son muy elegantes, permiten que la tierra se airee y conservan el calor. Lo malo es que hacen que la tierra se seque más rápidamente.
Las macetas de plástico son muy populares porque son las más baratas, pesan poco, son difíciles de romper y al no ser porosas retienen bien la humedad, aunque pueden calentar bastante la tierra si son de colores muy oscuros o negros. Tampoco dejan pasar aire a la tierra, pero las tienes en muchas formas y colores.
Las macetas y jardineras de madera suelen ser un poco más caras (también te las puedes hacer tú), y son, además de decorativas, una muy buena opción para tus plantas aromáticas. Son duraderas y semi porosas. Sólo debes mirar que la madera sea de buena calidad y tratar la parte exterior para que aguante a la intemperie.
Las latas y macetas de metal son de materiales poco porosos, pero no se rompen y suelen durar bastante. Dan un aspecto vintage y puedes aprovechar para reciclar latas grandes (como las de pintura) haciéndoles un par de agujeros en el fondo y pintándolas de algún color claro si quieres evitar que con el sol se calienten demasiado.
Para empezar y como semilleros, puedes utilizar los vasitos vacíos de yogur o botellas de agua recortadas y rellenadas con sustrato. Después, si quieres, puedes pasar tus plantitas a una maceta o jardinera.
En cualquier caso, elige las macetas que mejor se adapten a lo que vayas a plantar. Piensa en cuántas vas a plantar por maceta, lo grandes que se hacen, la longitud de las raíces… y dónde vas a colocarlas.

¿Qué puedo plantar?

Por poder, todo lo que quieras. Eso sí, ten en cuenta que vas a necesitar espacio y que tus plantas van a necesitar unos cuidados mínimos. En los próximos días iremos subiendo fichas de hierbas aromáticas para que las imprimas y vayas plantando lo que más te guste. Mientras tanto, te seguimos dando unos consejos generales.
Las hierbas aromáticas que más se siembran en casas son:

Albahaca: normalmente es muy difícil conseguir albahaca fresca en buen estado y barata, por lo que mucha gente la planta en casa. Necesita luz, pero no demasiado sol directo y riegos regulares, pero puede aguantar un poquito de sequía si se te olvida regarla.

Cebollino: las hojas verdes y alargadas dan mucho sabor y decoran cualquier plato con un toque de distinción. Muy bueno para tener en maceta en casa, de hecho suelen vender macetas con plantas ya crecidas, listas para ir cortando según se necesite. Tienes que mantener la tierra ligeramente húmeda, regando de vez en cuando y aunque resiste las heladas puedes meterlo en casa en invierno.

Cilantro: una planta aromática fácil de cultivar en casa, como el perejil, que necesita buena iluminación, un sustrato normal, un clima templado (en invierno mételo en casa) y buen drenaje. No necesita mucho riego y no soporta que la maceta esté encharcada. Su aroma es mucho más fuerte y fresco que el del perejil y se usa mucho en la cocina hindú, árabe y mexicana.

Eneldo: esta hierba aromática que se suele utilizar en condimentos, marinados y encurtidos, necesita un clima templado, no resiste las heladas ni la sequía, así que se puede cultivar en casa metiéndolo dentro cuando haga frío. Sirve con un sustrato normal, rico en nutrientes, bien drenado, que hay que mantener húmedo (no encharcado), por lo que requiere regar un poco todos los días. Crece bastante rápido si le da bien el sol.

Estragón: tiene un sabor fuerte y sus hojas se utilizan para aromatizar aliños y salsas. Necesita un sustrato rico en humus y bien drenado, con bastante sol, clima templado y riego cada dos o tres días sin encharcar.

Hierbabuena: su aroma fragante y fresco se aprovecha tanto en platos salados como dulces, y le da al sabor al clásico cóctel Mojito. Sólo necesitas una maceta con sustrato rico en humus, una ventana soleada durante unas horas al día y regar asiduamente para mantener la tierra húmeda. Es aconsejable comprar una plantita poco crecida, se reproduce por esquejes con raíces, las plantitas suelen ser muy baratas y te aseguras de que van a crecer bien.

Mejorana: como el tomillo, crece en suelos de todo tipo, normalmente secos y sueltos, hay que ponerla al sol, es perenne y precisa pocos riegos. Es más sensible que el tomillo al frío, así que en invierno hay que tenerla siempre dentro de casa, pero es también una planta muy fácil de cuidar.

Menta: se parece mucho a la hierbabuena, pero con un aroma mentolado, las hojas y tallos son más oscuros y se usa también en platos salados y dulces. Es aconsejable que la plantes sola en una maceta y no dejes que se acerque demasiado a las demás, puesto que es una hierba invasiva. Necesita un sustrato rico en humus que esté siempre bien húmedo, pero no necesita mucho sol. Que la maceta drene bien.

Orégano: el orégano fresco es una delicia en los platos de pasta, pizzas y panes. Necesita un clima cálido (en invierno, dentro de casa aunque soporta heladas), estar en un lugar muy soleado y con un sustrato normal y corriente bien drenado, con riegos regulares para que no se seque.

Perejil: es muy fácil de mantener, crece en cualquier suelo, tierra o sustrato, no necesita muchas horas de sol y sólo hay que regarlo de vez en cuando (soporta sequías). Con muy pocas semillas (con 3 o 4) en poco tiempo tienes la maceta llena de perejil, ya que cada muy poco saca tallos y hojas nuevas.
El perejil rizado es una variedad de perejil muy apreciada en la cocina y que es también igual de fácil de cultivar.

Romero: una planta muy aromática y versátil que tampoco requiere muchos cuidados, sólo una maceta con buen drenaje y riegos de vez en cuando. No necesta demasiado sol.

Salvia: tan aromática como ornamental, es una planta que te gustará tener en casa. Se adapta bien a cualquier sustrato, preferiblemente con humus, soporta la sequía, sólo hay que regarla de vez en cuando y necesita bastante sol. En invierno métela en casa para que no se hiele.

Tomillo: prácticamente se cuida solo, es una planta ideal para quienes son un desastre con sus plantas. Crece en cualquier suelo, le puede dar muchísimo sol o medio sombra, no hay que regarlo casi nada, y lo único que necesita es una maceta profunda con buen drenaje.

Consejos generales

Antes de plantar nada mira el espacio del que dispones, las ventanas que tienes y la cantidad de luz que entra, así como el tiempo que tengas para cuidar de ellas. Normalmente no necesitan atenciones continuas, pero muchas pueden necesitar riegos constantes y hay que tenerlo en cuenta si no paramos mucho por casa, solemos viajar por trabajo o nos vamos de vacaciones.

Elige un sustrato universal que sea rico en materia orgánica y con mantillo, compost o humus. Los sustratos de coco no suelen dar tan buenos resultados, son menos ricos en nutrientes y acumulan mucha humedad, pero los puedes mezclar con el sustrato. Puedes usar también tierra de huerto y similares, siempre que sean fértiles y las deshagas a mano para que la tierra de tus macetas no se quede compacta y con piedras, en general las plantas aromáticas prefieren suelos mullidos y sueltos. Puedes mezclar tu sustrato o tierra con perlita para airearlo más y permitir un mejor drenaje, así como con vermiculita o turba. Pero tampoco es necesario que te compliques mucho, con un sustrato rico en nutrientes (con compost, mantillo o humus) es suficiente (en cada post que iremos subiendo con la ficha de cada planta aromática pondremos más detalles sobre esta y otras cuestiones relativas a su cuidado).

Con un buen sustrato las plantas aromáticas apenas necesitan aportes extra de nutrientes, pero se pueden utilizar fertilizantes naturales para mejorar el crecimiento y sabor de nuestras hierbas. Ten en cuenta que en maceta los nutrientes de la tierra se van agotando antes que si estuviesen plantadas en el campo o en un huerto. Para casi todas las plantas aromáticas lo mejor es el humus de lombriz, aunque también hay abonos vegetales, minerales o a base de algas especiales para plantas de consumo (ojo, no utilices abonos para plantas ornamentales). En general más abono no significa mejor aroma y sabor, incluso un exceso puede provocar que pierdan sus propiedades culinarias.

Todas las plantas aromáticas necesitan sol para crecer, aunque unas más que otras, cosa que tendrás que tener en cuenta si las vas a poner en una ventana muy soleada. En ocasiones un exceso de sol directo las puede quemar, marchitar o secar, pero casi siempre son recuperables colocándolas en un sitio con más sombra y regándolas regularmente.

Algunas hierbas aromáticas como el romero y el tomillo se suelen podar para que les crezcan ramas nuevas y queden más “tipo arbusto”, lo que nos beneficia a la hora de tener más hojas disponibles para utilizar en la cocina. A otras hierbas se les cortan las inflorescencias para evitar que la planta gaste todas sus energías en producir flores y en su lugar genere más hojas. Es el caso de la albahaca, por ejemplo.

A la hora de regar mira siempre las exigencias de cada planta. Algunas apenas necesitan riegos y otras necesitan que el sustrato esté siempre húmedo. Por lo general, ante la duda, es mejor esperar a que la superficie y hasta 3 cm de profundidad del suelo estén secos antes de regar, ya que un exceso de humedad puede afectar mucho a las raíces y se nos moriría la planta, en cambio se recuperan muy bien en el caso de haber recibido poca agua. No riegues desde arriba, moja sólo la tierra, porque mojar las plantas y sus hojas puede provocar hongos y otras enfermedades. Si quieres evitar que el suelo se seque muy rápidamente, coloca grava o piedrecitas sobre la superficie de la tierra de la maceta (no aplastes las plantas). Riega por las mañanas antes de las horas de máximo calor, de otra manera se puede evaporar hasta el 30% del agua ates de que lo pueda aprovechar la planta.

Algunas hierbas aromáticas como el perejil y el cilantro son muy fáciles de cultivar a partir de semillas, pero hay otras como el tomillo que pueden tardar un año entero en empezar a echar ramitas, o la hierbabuena que se reproduce por esquejes, por lo que es recomendable comprar plantitas ya crecidas, que suelen venir en pequeñas macetas y son muy baratas. Sólo tienes que trasplantarlas a una maceta más grande con un poco más de sustrato.

Para hacerte más fácil tu cultivo de plantas aromáticas iremos subiendo artículos sobre ellas y sus correspondientes fichas para que las imprimas y las tengas como referencia. Tendrán un formato como este:

Información y leyenda de las fichas de plantas aromáticas

Donde la leyenda de los cuidados de la planta significa:

agua Pocos riegos, sólo cuando
la tierra está muy seca, hace mucho calor y recibe mucha
luz solar directa
aguaagua Riegos regulares no demasiado
abundantes, procurar que la tierra no se seque demasiado, mantener
mínimamente la humedad
aguaaguaagua Riegos frecuentes y abundantes,
mantener la tierra siempre o casi siempre húmeda pero sin
encharcar
sol Necesita luz solar directa
moderada, alrededor de 3 horas diarias, preferiblemente en un
lugar con sombra el resto del día. El exceso de sol puede
secar la planta.
solsol Necesita 4 horas de luz solar
directa aunque precise sombra porque con demasiado calor puede
secarse.
solsolsol Necesita más de 4 horas
de luz solar directa diaria, resiste muy bien el sol veraniego y
el calor.
frío Resiste bien el frío, y
puede que alguna helada, pero si las temperaturas bajan de 2ºC
es conveniente tener la planta dentro de casa.
fríofrío Resiste frío y heladas,
se puede dejar a la intemperie aunque hiele.
calor Resiste altas temperaturas
siempre que se mantenga la humedad de la tierra.
calorcalor Prefiere temperaturas altas y se
puede tener al sol en verano.
flor La planta desarrolla flores.
altura Altura de la planta indicada en
centímetros (en el ejemplo:altura: 45 cm)

En el próximo artículo os explicaremos cómo cultivar en casa perejil y cilantro, ¡estad atent@s!

Categories:
    • María
    • 16 abril, 2013
    Responder

    “Para hacerte más fácil tu cultivo de plantas aromáticas iremos subiendo artículos sobre ellas y sus correspondientes fichas para que las imprimas y las tengas como referencia. Tendrán un formato como este:” – No lo encuentro… –

    1. Hola María
      ¿Qué es lo que no encuentras?
      Un saludo!

    • patricia
    • 3 febrero, 2014
    Responder

    hola, ya subieron las fichas, para poder imprimirlas?

    1. Responder

      Hola Patricia!
      Tienes aquí unas cuantas: http://www.gastronomiavegana.org/tag/fichas/
      Un saludo!

    • Luis
    • 7 abril, 2014
    Responder

    hola me gustaria saber:
    ¿A que temperatura tiene que estar la planta del cilantro?

    • jorge alberto
    • 28 febrero, 2015
    Responder

    muy bueno los artículos, tengo una planta de cedron y se están poniendo amarillas las hojas y se caen con solo tocarlas ,algunas están como comidas ,la tengo en una jardinera ,junto con un romero que tiene 30cn de alto ,esta debajo de un balcón le da el sol 2 horas por dia mas o menos , muchas gracias

  1. Responder

    Hola, quisiera saber donde puedo conseguir las semillas para plantarlas. Gracias

    1. Hola Miria!
      Puedes mirar en tiendas de jardinería, en algunos supermercados, tiendas de semillas físicas u online, etc.
      Un saludo!

    • Lucila
    • 3 febrero, 2016
    Responder

    Hola! Como estan? Me encanto la pagina.
    Para cuando mas fichas? Me sirven para saber como y cuando plantar. Muchas gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gastronomía Vegana
Close Cookmode