share

Tutorial básico para principiantes: cómo fotografiar espárragos

by
Tutorial básico de fotografía gastronómica: espárragos

Hoy os quiero enseñar unas cosas básicas sobre fotografía gastronómica. Es un tutorial muy básico y para principiantes, así que si ya tienes un mínimo de idea es posible que no te parezca nada nuevo. Este tutorial es para todas aquellas personas que quieren aprender cómo fotografiar mejor sus platos y no tienen nociones de fotografía. Voy a explicar cosas muy sencillas como la iluminación, la profundidad de campo, la velocidad de obturación, de una forma muy superficial, lo justo para que podáis entender un poco mejor cómo funciona todo esto y empezar a practicarlo en casa.

Equipamiento

Cámara y objetivo

Necesitarás una cámara digital, preferiblemente réflex, o una compacta o un móvil que tengan un mínimo de opciones con las que poder trabajar. Para funcionar con este tutorial es preferible una réflex, pero hay algunas cámaras compactas que permiten personalizar un montón de cosas.

También un objetivo. He hecho este tutorial específicamente para los kits de reflex digital + objetivo 18-55 porque suele ser lo más común y lo más asequible.

Muy aconsejable: un trípode. Así evitamos que las fotos salgan movidas, podemos hacer fotos en ángulos “raros” (que nos cueste poner con las manos o con el cuerpo), ver mejor lo que estamos fotografiando, repetir la misma foto desde el mismo punto exactamente, etc.

Mesa y accesorios

Necesitarás algún sitio en el que hacer las fotos. Una mesa o cualquier superficie en la que puedas poner tu objeto a fotografiar, preferiblemente cerca de una ventana luminosa, ya que empezaremos con luz natural.

Tutorial básico de fotografía gastronómica: espárragos

Mi mesa es un tablero con dos borriquetas. Para hacer las fotos voy a poner encima del tablero un par de tablones que pinté por un lado de negro y por el otro de blanco.

Como no quiero que se vea lo que hay detrás, lo he tapado con una tela blanca.

Delante de la ventana he bajado un estor para que la luz entre indirecta y difuminada. Esto es muy importante. Con la luz directa, sin difuminar, las cosas salen con sombras muy duras, con zonas sobreexpuestas, demasiado iluminadas… los platos que hagamos tendrán aspecto aceitoso y parecerán “rancho”. Difumina la luz natural directa con una cortina, un estor, pegando papel de hornear en el cristal… lo que quieras.

El objeto

Para enseñaros los básicos he elegido un manojo de espárragos, normales y corrientes, de los que podéis encontrar en cualquier frutería, verdulería o supermercado. Los espárragos son muy fotogénicos, fáciles de fotografiar, siempre quedan bonitos, son un objeto fácil. Así que, ¿por qué no empezar por ahí?

Preparaciones previas

Tutorial básico de fotografía gastronómica: espárragos

  1. Comprueba que tu cámara tiene batería y tarjeta con espacio disponible.
  2. Coloca la mesa y el trípode. Es preferible que la luz entre por un lado mejor que de frente o de espaldas.
  3. Pon un cartón, tablero o similar como fondo. Para que se mantenga de pie puedes ponerle detrás o a los lados algún bote, botella o lo que sea para que se apoye y no se mueva. Yo he utilizado una lámina grande de cartón pluma.
  4. Sitúa tu objeto (los espárragos) y mira qué tal se iluminan, si el manojo es demasiado grande o pequeño, etc. Yo le quité unos cuantos espárragos y para que se mantenga de pie los giré un poco.
  5. Si ves que tiene sombras muy fuertes, que los espárragos del lado de la ventana brillan demasiado, etc., puedes alejar un poco la mesa de la ventana. Si lo que pasa es que entra luz muy fuerte, cambia la cortina o la tela por otra más gruesa o pon otra encima.

Haciendo las primeras fotos

Tutorial básico de fotografía gastronómica: espárragos

Coloca tu trípode no demasiado cerca del objeto, unos 40 cm está bien. Si te acercas mucho tendrás un ángulo de visión diferente y puede que no te entre todo en el plano. Pon la cámara para fotografiar en vertical, ya que nuestros espárragos son largos y si hacemos la foto en horizontal se va a ver más mesa que espárragos.

No hace falta que esté totalmente recta (con respecto al objeto), si la haces desde un poquito más arriba quedará bien.

Enfoca las puntas de los espárragos, que es lo más interesante.

Luces y sombras

Como hemos puesto unos tableros negros y un fondo negro, la luz no rebota sobre ellos e ilumina los espárragos, más bien todo lo contrario. Absorben la luz y acentúan las sombras. Aún así no se ven sombras muy fuertes en la foto porque contamos con una ventana grande con luz difuminada que se encarga de iluminarlo todo.

Procura que la luz sea siempre difusa

El ISO

El ISO es la sensibilidad a la luz. Antiguamente los carretes de fotos venían con su ISO y podías comprarlos de ISO 100, 200, 400, 800, etc., dependiendo de lo que fueses a fotografiar. La diferencia era la sensibilidad de la película a la luz. Una película muy muy sensible a la luz (por ejemplo ISO 800 o ISO 1600) permite que hagas fotos de noche o con poca luz y que salgan todos los objetos/personas, pero a cambio la imagen salía con granillo (como si le hubieran tirado arenilla por encima). A ISOs más bajos, menor sensibilidad. Como casi todas las fotos las hacíamos a plena luz, en la calle, al sol, etc., los que más usábamos eran los carretes con ISO 100 y 200.
En las cámaras digitales este ajuste se hace en un momento, no hay que andar cambiando carretes ni nada. Simplemente lo seleccionas en el menú y listo.
Yo recomiendo fotografiar siempre con el ISO más bajo que puedas, para evitar que la foto se vea mal, con granillo, oscura, etc. Si puedes ponerlo a 100, 160 o 200, perfecto.
No te preocupes si la cámara te marca que la escena está muy oscura, ahora nos ocuparemos de ello.

El ISO siempre lo más bajo que puedas (100, 160 o 200)

La apertura

La apertura es eso que he puesto de “f/4”. Tu objetivo se abre cada vez que haces una foto. Se puede abrir poco o mucho dependiendo de este número y de lo que permita el propio objetivo. En un 18-55 normal y corriente pondrá seguramente “f/3.5-5.6″o “1:3.5-5.6”. Eso significa que lo más bajo que puedes poner ese número es a 3.5, y eso significa que poniéndolo a f/3.5 el objetivo se abre mucho, entra mucha más luz, la foto es más luminosa, pero enfocas menos cosas (solo las que estén a la misma distancia). Con aperturas bajas los fondos salen difuminados, y con aperturas altas, se enfocan muchas más cosas. En las fotos de comida nos interesa más que los fondos se vean borrosos porque la atención la queremos sobre el plato, no sobre todo lo que ponemos detrás.

Para que os hagáis una idea (pincha en la imagen para verla grande):

Tutorial básico de fotografía gastronómica: profundidad de campo

Para que se abra mucho, número de f más bajo.

Apertura grande = f bajo.
Apertura grande = menor profundidad de campo
Apertura grande = más luminosidad

Profundidad de campo

Siguiendo con la imagen anterior, una apertura más grande hace que la foto sea más luminosa pero que las cosas del fondo se vean más borrosas. Si queremos enfocar muchas o todas las cosas que están a mayor distancia de nuestro punto de enfoque, tendremos que subir ese número f. Al hacerlo también la foto saldrá más oscura (entra menos luz), así que tendremos que ajustar el tiempo de exposición (lo explico después). Lo importante ahora es decidir cuánto queremos enfocar. En los espárragos que he puesto de pie casi todo está a la misma distancia, así que enfoco las puntas y disparo con una apertura baja. No quiero que se vea nítido el fondo.

Velocidad de obturación

Esto es cuánto tiempo permanece abierto el obturador. Si se abre mucho tiempo va entrando más luz. Si se abre poquito tiempo, entra poca luz.
Cuando ajustamos el ISO y la apertura puede que nos aparezca en el display de la cámara que nos va a salir oscura. A simple vista nos parece que hay suficiente luz, pero es que nosotr@s tenemos abiertos los ojos todo el tiempo. La cámara no, solo lo abre cuando tiene que hacer una foto, y durante el tiempo que le digamos.

Si las fotos nos van a salir o nos salen oscuras, tenemos que ajustar para que el obturador se abra más tiempo. Claro, esto implica que cualquier movimiento puede hacer que la foto salga movida, por eso recomiendo siempre usar un trípode.

Cuando fotografiamos cosas en movimiento pero queremos que salgan quietas (por ejemplo tu mano echando salsa en un plato), tenemos que hacer que el obturador se abra y cierre muy rápido, de forma que capture el momento. Esto se hace con un valor más alto. Por ejemplo para fotografiar a tu gato jugando, tendrás que ponerlo como mínimo a 1/125 (y que haya buena y abundante iluminación). Para una salsa, lo mismo. Para fotografiar cómo cae azúcar glacé en una tarta, un poco más (1/250 aprox).

Como nuestro objeto está quietecito y no se va a mover, podemos dejar que se abra más tiempo el obturador para que entre más luz y no nos salga la foto oscura. Con el trípode evitas movimientos indeseados. Si aún así te salen movidas, te recomiendo poner el temporizador (yo lo tengo a 2 segundos). Así aprietas el disparador, sueltas la cámara, se estabiliza y hace la foto con cero vibraciones y movimientos involuntarios.

A menor velocidad de obturación, más luminosa la foto.

 

Jugando con la luz

Tutorial básico de fotografía gastronómica: espárragos

En la anterior foto hemos puesto la mesa, el fondo y el objeto y hemos hecho unas fotos. Hemos ajustado el ISO, la apertura y la velocidad. Practica con ello cambiando estos valores y comprobando los resultados.

Para la siguiente vamos a tapar parte de la luz que entra. Yo he usado una plancha de cartón pluma tamaño A3 y la he colocado en paralelo a la mesa y contra el fondo. También he traído un poquito más hacia mí los espárragos para que estén iluminados y el fondo en penumbra. El resultado es el que veis en la foto de arriba: los espárragos iluminados y el fondo que se va desvaneciendo.
Al poner este cartón impido que entre luz por ahí y acentúo las sombras de las partes que no están iluminadas (el fondo). Sigue entrando luz, como podéis ver, por la parte de arriba y por delante.
Si al poner un objeto que bloquee la entrada de luz os sale que la foto va a quedar oscura, bajad un poquito la velocidad del obturador (que se abra un poquito más de tiempo).

 

Tutorial básico de fotografía gastronómica: espárragos

¿Y qué pasa si al otro lado ponemos otro panel negro? (puedes pinchar sobre la imagen para verla más grande)
Pues que oscurecemos aún más el fondo y le damos un aspecto más dramático.
Aquí entra la luz justa para que se vea un poco la mesa. Los espárragos están fuera de esa “caja oscura” que hemos hecho, así que nos salen iluminados.
Si queremos que la foto quede menos oscura, podemos bajar un poco más la velocidad del obturador, aunque la idea es lograr ese efecto dramático. Funciona muy bien con los espárragos por su color y formas. Con objetos muy oscuros no tanto. Para eso haría falta dirigir la luz de otra manera (no es el propósito de este tutorial, que es muy básico).

Tutorial básico de fotografía gastronómica: espárragos

¿Y si en lugar de poner el panel a la derecha, de donde viene la luz, lo ponemos a la izquierda?
La luz entra directamente y no rebota contra el cartón negro. Nos sale un manojo de espárragos con un bonito contraste y el fondo menos oscuro. El lado izquierdo presenta sombras suaves mientras que el derecho se ve más claro y vibrante.

Usando reflectores

Tutorial básico de fotografía gastronómica: espárragos

¿Y si quiero una foto como la anterior pero sin tanto contraste, que todo el manojo esté bien iluminado y sin sombras?
Para eso usaremos reflectores.
No hace falta comprar nada especial. Puedes usar cartón pluma, corcho blanco, poliestireno, una o dos carpetas blancas… cualquier cosa similar que refleje la luz.
Hay reflectores que son de color dorado o plateado, pero para esta foto puede que no nos vengan muy bien porque ya tenemos buena luz difuminada. Con los de color plata (o hechos con papel de aluminio, caseros) reflejamos la luz como lo haría un espejo, creando áreas muy iluminadas (casi como con una linterna). En este caso solo queremos que la luz rebote e ilumine la parte del manojo que no está frente a la ventana.

Coloca tus reflectores de forma que iluminen el lado sin ventana. Puede ser rectos, en ángulo, usar uno solo… lo que necesites para iluminar ese lado. Para que no se caigan puedes poner botes, pinzas, pegarlos con cinta de carrocero… a mí se me mantienen bien pero si no los sujeto poniendo por ejemplo un bote detrás, se me pueden caer encima del objeto mientras hago la foto.

El resultado lo tenéis arriba (pincha en la imagen para verla más grande): fondo oscuro, espárragos iluminados sin grandes sombras ni contrastes.

Iluminación con diferentes reflectores

Utiliza reflectores para suavizar sombras e iluminar objetos.

En blanco

Tutorial básico de fotografía gastronómica: espárragos

Ahora que hemos visto qué pasa con los negros, vamos con los blancos, que visto lo anterior os van a resultar más fáciles.
Para ello he cambiado el fondo de cartón pluma negro por una losa de techo de escayola (por el otro lado está el motivo). Pesa un montón, así que lo tengo asegurado por detrás con una máquina de pasta y dos botellas de agua llenas (para que se apoye y no se caiga).
Le he dado la vuelta a los tableros y los he puesto por el lado que pinté de blanco.

Como se puede ver, toda la luz que entra rebota tanto en el tablero como en el fondo y nos da una imagen clara de nuestro manojo de espárragos.
En el lado izquierdo, el que no está iluminado, tenemos unas sombras tenues, que podemos eliminar:

Tutorial básico de fotografía gastronómica: espárragos

Colocamos nuestros reflectantes caseros y tenemos unos espárragos estupendos iluminados con luz difusa, sin grandes contrastes ni sombras fuertes.

Encontrando los ajustes en tu cámara

Todas las cámaras réflex digitales permiten ajustar el ISO, velocidad, apertura, etc.
En la mayoría de ellas para poder cambiar todas estas cosas tendrás que poner la cámara en modo manual (M). El resto de ajustes (balance de blancos, etc.) déjalos en auto.

Revisa el manual de tu cámara porque vendrá muchísima información super útil sobre estas cuestiones. No tires nunca el manual. Si no lo encuentras es posible que en la web del fabricante puedas descargar el manual en PDF.

Espero que este breve tutorial os haya resultado muy útil a quienes estáis empezando con la fotografía gastronómica.
Iré poniendo algún que otro más para que sigáis practicando ;)

Virginia García

Chef vegana, investigando la gastronomía vegana y todas sus posibilidades. En CreatiVegan.net subo recetas. En GastronomiaVegana.org subo tutoriales y artículos sobre ingredientes y procesos.

Categories:

Related Posts

Chef vegana, investigando la gastronomía vegana y todas sus posibilidades. En CreatiVegan.net subo recetas. En GastronomiaVegana.org subo tutoriales y artículos sobre ingredientes y procesos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gastronomía Vegana
Close Cookmode