Recetas frescas con garbanzos - GastronomiaVegana.org
artículos recetas

Platos veraniegos con garbanzos

En la cocina los garbanzos admiten muchas más preparaciones que el típico cocido o potaje. Para el verano también puedes aprovecharlos para hacer platos frescos como ensaladas, cremas o patés.

Los garbanzos, una vez cocidos, son tiernos y jugosos y los podemos machacar o batir para hacer cremas frías, albóndigas o patés. Antes de cocerlos hay que dejarlos en remojo de 8 a 12 horas en abundante agua, después lavarlos con agua y cocerlos en agua hirviendo con algún condimento que te guste o sólo con sal. También tienes la opción de comprarlos ya cocidos y ahorrarte este paso, que puede durar 45 minutos en olla normal o 15 en olla express.

Un paté muy fácil: Hummus

hummus de garbanzos
Foto: CreatiVegan.net
Se elabora con 200 gramos de garbanzos cocidos, 1 diente de ajo, tahini (aunque es opcional), sal, un chorrito de zumo de limón, aceite de oliva, comino y pimentón. Todo ello se pasa por la batidora hasta que quede suave y en poco más de 5 minutos habremos hecho un paté fresquito para tomar con tostas, en bocadillo con tomate natural o para dar sabor a los sandwiches. Ver también: 1001 formas de hacer hummus  

Una sopa fresquita: sopa fría de garbanzos y miso blanco

sopa de garbanzos
Foto y receta: Veggie Mermaid
Con garbanzos y verduras de temporada puedes hacer una sopa cremosa fresca y fácil acompañada de nachos de maíz crujientes. Receta: Sopa fría de garbanzos y miso blanco

Una ensalada fresca: ensaladilla rusa con legumbres

Ensaladilla con legumbres - CreatiVegan.net
Foto y receta: CreatiVegan.net
Podemos convertir la ensaladilla rusa de toda la vida en una opción mucho más interesante utilizando, además de las verduras, garbanzos y otras legumbres. En esta receta hay garbanzos y azukis, pero puedes usar solo garbanzos o añadir lentejas, judías o lo que tengas en la nevera.
¡Mira!  Consejos para fotografiar tus platos
Receta: Ensaladilla con legumbres

Un postre: halo-halo

Postre filipino: Halo-Halo
Foto: Deck Chua
El halo-halo es un postre típico de Filipinas que combina garbanzos con otras legumbres y helado. Puedes hacer tu propia versión sin lácteos sustituyendo la leche por leche de soja (u otra bebida vegetal que te guste, casera o comprada) y poniendo el helado de soja (o de arroz) que más te guste. La preparación es sencilla, se trata de montar capas de frutas picadas, garbanzos y judías (cocidos) puestos previamente a remojo con azúcar, maíz, caramelo, coco y agregar hielo picado, un chorrito de leche de soja y una bola de helado encima. Receta: Halo-Halo vegano

¿Qué más recetas frescas conoces con garbanzos y otras legumbres? ;)

Related posts

Salsas veganizadas

Virginia García

Sándwiches veganos para llevar

María Domínguez Díaz

Verduras de temporada: invierno

Virginia García

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación, que te carguen las cosas más rápido, estadísticas, etc. Aceptar Leer más